Herramientas de Comunicación

18 Herramientas para hacer presentaciones

Más allá de las personas que se especializan en dictar conferencias o de los mismos profesionales en ventas, realizar presentaciones a menudo es una tarea que hace parte de la vida de cualquier profesional. En cualquiera de los casos, mantener despierto el interés de la audiencia, hacerse entender y enganchar a las personas durante el tiempo que dure la presentación es uno de los principales desafíos a los que nos enfrentamos cuando se trata de hablar frente a un grupo de personas. El no lograr esto equivale a perder una venta, generar una impresión no muy buena o hacer que las reuniones se conviertan en una real pérdida de tiempo. Por eso en gran medida de la buena preparación que se haga de las presentaciones dependerá su éxito y eso por supuesto incluye las herramientas de ayuda a utilizar como efectivamente lo son las diapositivas.

Telesecretarias

Cuatro utilidades de la firma electrónica a las que quizás no estás sacando partido

La firma electrónica es algo que ya lleva años utilizándose en las empresas y por parte de profesionales. La obligación que la mayoría de ellos tienen para presentar diferentes trámites con la administración de forma telemática hace necesario tener un certificado digital que nos permita acreditar nuestra identidad a través de Internet y firmar digitalmente documentos. Pero no se le saca todo el partido a dicha herramienta y por eso vamos a ver cuatro utilidades de la firma electrónica a las que quizás no estás sacando partido.

Porque más allá del acceso a la administración electrónica hay todo un mundo de posibilidades que se pueden aprovechar para agilizar en muchos casos los procesos internos de las empresas. Vamos a ver algunos de ellos.

Herramientas de Comunicación

Con esta práctica guía no meterá la pata cuando suba fotos y vídeos a las redes sociales

Cuando subimos imágenes a las redes sociales (en particular si tales imágenes van a ser nuestras fotos de portada en estas plataformas), es vital conocer las dimensiones (máximas y mínimas) que deben tener éstas en cada canal.

Y acertar con las dimensiones de las imágenes en las redes sociales no es tarea fácil ni mucho menos. En Facebook, por ejemplo, las dimensiones de las fotos varían en función de si la fotografía en cuestión es una imagen de portada, una imagen para el timeline o una imagen de perfil.

A la hora de subir contenido a los social media hay que tener además en cuenta el peso máximo de los vídeos, cada vez más onmipresentes en la Web 2.0. En Instagram un vídeo no puede pesar más de 15 megas, mientras que Facebok, mucho más permisivo en este sentido, admite vídeos de hasta 4 GB.

Tan importante o más que estar al tanto del peso de los vídeos en las redes sociales es conocer su duración máxima. En Twitter, por ejemplo, los vídeos tienen una duración máxima de 140 segundos, en Instagram de 60 segundos y en Snapchat de 10 segundos.

Si sube imágenes y vídeos con bastante frecuencia a las redes sociales y no quiere meter la pata seleccionando imágenes y vídeos que, por tener un tamaño inapropiado, no van lucir después adecuadamente en su “feed”, le recomendamos prestar mucha atención a la siguiente infografía de la empresa de software Spredfast:

Via: Marketing Directo

Herramientas de Comunicación

Cómo crear eventos en Redes Sociales

¿Has pensado en crear eventos en social media? Es una de las mejores formas de crear comunidad, de que conozcan tu marca y de obtener datos interesantes con respecto a tu público objetivo.

INFOGRAFIA

Muchas son las empresas que utilizan Google Hangouts. A través de Google Plus puedes ayudar a tus clientes a conectar con todo el mundo, ya que puedes interactuar en tiempoGoogle Hangouts real. Puedes invitar a los clientes que consumen regularmente tus productos o servicios e interactuar además de identificar nuevas oportunidades de desarrollo. ¿Te imaginas cuántas oportunidades puede tener tu marca?

Los motivos por los cuales crear un Hangout son diversos: para obtener el feedback de tus clientes, para ejercer la escucha activa, intercambio de opiniones, evaluar el grado de satisfacción de tus clientes, compartir opiniones con los influencers de tu marca, etc.

Los Hangouts permiten solo 10 participantes para interactuar en directo, sin embargo sí puedes invitar a un número indeterminado de clientes para que presencien el hangout. Por supuesto este evento que organizas en Google Plus a través de un Hangout, lo debes promocionar con anterioridad en Google Plus, en Facebook, en Twitter y en aquellas redes sociales en las que tu marca o empresa tenga presencia.

También puedes crear eventos en Facebook para lanzar tus nuevos servicios o productos. Es muy fácil crear eventos en Facebook y hacer networking con tus clientes en tu comunidad de Facebook. Los asistentes virtuales pueden compartir el evento a su vez con otras personas, consiguiendo de esta forma más participación en tu página de Facebook. Por otro lado puedes responder preguntas y utilizar este canal como método alternativo de servicio al cliente. También puedes crear grupos vinculados a los eventos, a través de los cuales puedes segmentar el público según los intereses de tu marca o empresa pudiéndote dirigir a cada uno de ellos con datos específicos. El evento queda muy visible en tu página.

Por supuesto en Twitter también puedes obtener un gran éxito aunque por supuesto la metodología cambia. En esta red social debes crear un hashtag o palabra clave que identifique el evento, el cual has de utilizar en todas tus comunicaciones. Si se trata de un evento en el que hay debate crea un hashtag para las preguntas, y anima a tus seguidores en Twitter a aportar sus opiniones.

Procura siempre que tus clientes sean los protagonistas de tus eventos sociales. Por ello debes implicarlos en el evento proponiendo que aporten su opinión e ideas sobre el evento antes de que tenga lugar. Así se sentirán más involucrados.

Por otro lado busca entre tus clientes a colaboradores, de esta forma los eventos tendrán doble difusión y por supuesto habrá más ideas para la organización del mismo.

Muy importante a tener en cuenta:

  • Piensa bien en qué tipo de evento podría interesar a tus clientes: por ejemplo un tutorial a través de Hangout para ofrecer gratuitamente cómo funciona una herramienta que consideras muy práctica para ellos. Piensa en los objetivos que quieres alcanzar con estos eventos
  • Determina bien el título del evento para cada red social
  • Si tienes blog, no dudes en escribir un post sobre el evento, describiendo las ventajas que puede obtener una persona al asistir al mismo.
  • Ayúdate siempre de hashtags que se identifiquen con el evento y que seas cortos, claros y concisos.
  • Una vez que el evento ha concluido debes escribir un post resumen de lo que ha ocurrido en el evento y difundirlo también en las redes sociales.

¿Y Tú? ¿Tienes experiencia creando eventos en las redes sociales? ¡Comparte con nosotros tu caso con más éxito! ¡Gracias por difundir este post!

Vía: Apasionada de las Redes Sociales

Correo y Agenda

10 palabras que sobran en un correo o documento de empresa

¿Te has percatado alguna vez de la gran cantidad de vocablos innecesarios que utilizas a la hora de redactar un correo electrónico? En este artículo te hablamos de algunas palabras que deberías tachar (casi) para siempre de los emails.

El experto autor de la revista Inc, John Brandon, señala diez palabras que casi siempre sobran a la hora de redactar un correo electrónico para que este resulte más efectivo, obtengas un mayor índice de respuesta y sea más claro y preciso para tu destinatario, ya sea o no conocido. En muchas ocasiones sobrecargamos nuestra redacción de adverbios, dificultando la comprensión del mensaje final y haciendo más farragosa la lectura.

Lo que debes tener claro es que no es que debas suprimir para siempre las siguientes palabras en emails, textos, documentos de negocio o proyectos empresariales, sino reflexionar acerca de su capacidad para agregar información y aportar valor añadido a tu mensaje. Normalmente, los siguientes diez vocablos son totalmente superfluos y prescindibles. 

10 palabras que no aportan nada a tus emails

  • Posiblemente: Antes de escribir esta palabra, trata de encontrar la respuesta a la cuestión que plantea, de esta manera tus correos electrónicos y documentos serán mucho más claros y directos.
  • De verdad: ¿Ayuda esta expresión en algo? No, de hecho puede generar más confusión. Si quieres añadir énfasis, explica la importancia del tema o reunión a tratar desarrollándola en un pequeño párrafo. 
  • Muy: No pasa nada por utilizarla una vez, pero si tu email o texto está repleta de este adverbio, corres serio peligro de hacer el tema más confuso, saturar a tu receptor y parecer demasiado motivado o enérgico.
  • Ciertamente: Es otra forma perezosa de no desmenuzar los detalles, por lo que es mejor esperar a una reunión en persona o realiza una breve explicación.
  • Tal vez: De nuevo, denota inseguridad y no es precisa ni genera confianza. “Tal vez podría hacer prácticas en su empresa” suena sin duda mucho peor que “estaría encantada de hacer prácticas en su empresa”. 
  • Probablemente:  De nuevo, solamente sugiere vaguedad y no fortalece el texto.
  • Podría: Otra muestra de lenguaje débil como “quizás”, “a lo mejor” o “acaso”.
  • Definitivamente: Énfasis innecesario que dificulta la lectura, En la mayoría de los casos, exponer claramente la cuestión es lo que te hace parecer más definido.
  • Bastante: Esta es una palabra totalmente innecesaria que no suele agregar nada a la conversación. De hecho, puede quitarse en casi todos los casos según la opinión de John Brandon.

Vía | Inc

Telesecretarias

La clave está en los hábitos

¿Te indentificás con estas situaciones?

  • Te ocupás de miles de temas, a veces te sentís sobrepasada, por momento te sentís sola y no sabés con quién hablar del tema.
  • Estás siempre ocupada, absorbida por lo que va surgiendo a cada paso.
  • Te gustaría tomar cursos, una mentoría o delegar algunas tareas pero no lo podrías pagar.
  • Sabés que tu emprendimiento requiere mejoras pero no lográs identificar qué ni cómo hacerlo.

No te sientas sola… este tipo de situaciones son mucho más comunes entre los emprendedores, de lo que te imaginás.

Necesitás PARAR LA PELOTA, pensar y separar un bloquecito de tiempo cada semana, para reflexionar, escuchar otras opiniones y aprender nuevas herramientas que te ayuden a CRECER.

En el día a día de tu negocio como emprendedora, seguramente te pasa de todo: días con mucho trabajo, días con menos, días con una energía que te comerías el mundo, días en los que tu cuerpo te pide descanso. Normal: ¡sos una persona!

Y es probable, también, que hayas dedicado infinitas horas a tu negocio dejando tu vida personal, y quizá familiar, un poco o mucho de lado. Como dueñas de nuestro propio negocio, disfrutamos con él. Nos encanta lo que hacemos y, muchas veces resulta difuso el límite de tiempo que le dedicamos.

Para lograr un EQUILIBRIO la clave está en los hábitos.

Y cuando decimos “hábitos” estamos hablando de esas acciones que realizamos de manera automática, sin pensar.

El gran tema surge cuando queremos cambiar un hábito… como es algo que “sale solo”, es muy difícil frenar a tiempo como para hacer las cosas de otra manera.

Sin embargo, ¡se puede!

Por ejemplo, vos podés cambiar esa costumbre de estar siempre ocupada, absorbida por lo que va surgiendo a cada paso. Para esto necesitás poner foco en lo importante, cada día. Conectar con emociones positivas, identificar cuáles son las [pocas] cosas que realmente tenés que terminar hoy, y definir cómo lo vas a lograr.

También podés implementar cambios en tu vida para atraer mayor abundancia, aumentar el flujo de dinero en tu caja y así tomar todos los cursos que te gustaría, contratar a un mentor y hasta contratar a alguien en quien delegar algunas tareas.
Todo esto depende de nuestro mindset, y también se puede trabajar sobre esto conectando con la gratitud y la celebración.

Por otra parte, y antes de que el cuerpo pida descanso, podemos incorporar pequeñas rutinas saludables a nuestra vida, que no toman tiempo ni tampoco son complejas, para nada. Al contrario, es solamente cuestión de tomar conciencia cada mañana, los primeros 10 minutos después de despertarte, hacer unos movimientos en la cama, respirar correctamente y arrancar el día de otra manera.

Así lo hacemos nosotras y ojalá estas ideas te sirvan para que vos también puedas sentirte cada día mejor!

Entonces…. ¿cómo empezar a dar vuelta esa situación?

Elegí una sola cosita que te gustaría modificar… enfocate en ella durante el próximo mes y comprometete con vos misma.

¿Sabías que en sólo 21 días podés crear un nuevo hábito positivo? Sí, en 3 semanitas podés convertir algo en un hábito. Solo requiere elegir qué hábito te vas a crear y repetirlo, sin interrupciones, durante 3 semanas, cada día…

Hasta la próxima!; Sam