Telesecretarias

4 razones para no rendirte cuando sientes que todo va mal

Nunca debes abandonar tus sueños. No dejes ir a ese amor. No dejes de avanzar. No puedes rendirte en la vida.

Si dejas de creer en ti estarás aceptando ser víctima de las circunstancias y serás parte de aquellos que se quedaron a mitad del camino.

Al igual que tú, yo también he pasado por esos momentos donde parece mejor abandonar. Estar motivado todo el tiempo es casi imposible, a pesar de todos los consejos y frases de motivación que leas, habrá un punto en que pienses en rendirte.

Aquí te enseñaré algunas razones que debes tener en cuenta para no darte por vencido y seguir tu camino.

4 razones para no rendirte y seguir avanzando

 

1. Las cosas igual funcionan

Tal vez ahora estés pensando en dejarlo todo y optar por el camino fácil, pero sería lo peor que puedes hacer. No te dejes caer en la mediocridad.

Date cuenta que tal vez eso que te hace querer rendirte, solo es una pequeña parte de todo lo que sucede en tu vida. Tu vida nunca será perfecta del todo. Si dejas que esas cosas que no te gustan hagan que te rindas, habrás perdido.

Aunque no todo sea como te gustaría que fuera, igual tienes la capacidad de seguir avanzandoTú eres quién decide si se termina o no. Mantente pensando en lo que podrás conseguir y no dejes que alguna situación o persona te haga renunciar.

2. No darle la razón a las personas negativas

Cuando quieres renunciar, habrá personas esperando verte caer. Quieren ver que sus creencias eran ciertas, quieren ver que tienes los mismos miedos que ellos. No les des la razón.

A veces, la negatividad de otras personas puede ser tan fuerte que te hará pensar que es mejor rendirte. Si te rindes esas personas tendrán la razón.

A mí me sucedió en mis primeros años, veía algunos comentarios negativos de malas personas en mis publicaciones, que al principio decidí eliminar pensando que eso lo solucionaría.

Pero no, seguían apareciendo los mismos comentarios negativos con diferentes perfiles.

Por un momento pensé que tal vez esas personas estaban en lo correcto y debía dejar de escribir, pero me di cuenta que por cada comentario negativo habían muchos otros comentarios positivos. En realidad, eran un pequeño porcentaje.

Había personas que se inspiraban con lo que escribía, que les gustaba leer mi contenido, que les era de ayuda para sus propios objetivos. Con esto pude darme cuenta que no podía dejar que la negatividad ganara.

Las personas negativas proyectan sus propios miedos en ti, creen que tú también tienes sus propias limitaciones. No lo permitas y sigue adelante.

3. Tu propósito es más grande que tú

Es fácil renunciar cuando sientes que no pierdes nada. Pero cuando te rindes en la vida y te dejas caer en la mediocridad, estás renunciando a tu existencia. Haces que tu vida sea inútil.

Como mencioné en el punto anterior, me di cuenta que había muchas personas a las que inspiraba. Ya eran muchas personas que buscaban mi consejo, tenía que motivarlas, hacer que vayan por sus objetivos y no podía quitarles eso.

A través del desarrollo personal y el emprendimiento, tenía el propósito de inspirar al mundo. Ya no se trataba solo de mí, mi propósito era mucho más grande y no podía abandonarlo.

Lo único que podemos escoger es el por qué queremos vivir.

4. Si aún no sabes cuál es tu propósito, tienes que buscarlo

Si no tienes claro cuál es tu propósito, no hay nada de malo. Yo tampoco he sabido desde siempre mi propósito, pero si te das cuenta de esto y te pones a trabajar para encontrarlo, tu existencia tendrá sentido.

A veces tienes que perderte para encontrarte a ti mismo. Yo pude encontrar mi propósito en el momento que estaba a punto de tirar la toalla, ahí me di cuenta que tenía muchas cosas que lograr y muchas personas que inspirar por lo que no podía retirarme en ese momento.

Tendrás que darte cuenta si con renunciar logras solucionar algo.

Encontrarás tu propósito al avanzar en la vida, no te detengas. Si es necesario despeja tu mente, prueba cosas nuevas y descubre si aquello que te quiere hacer renunciar es algo externo o en realidad está dentro de ti.

La búsqueda está en el interior. No renuncies a tu búsqueda.

La vida está llena de altas y bajos. No puedes dejar que ciertas situaciones o personas entren a tu vida y se interpongan en tu camino. En realidad, tu potencial va más allá de lo que puedes imaginar.

Simplemente cree en ti y en que eres capaz de lograr lo que quieras. Si quieres tener una vida que valga la pena recordar y ser útil para el mundo, no renuncies. Mantente siempre hacia adelante.

Y tú, ¿qué haces cuándo sientes que quieres renunciar a todo? ¡Escríbenos en los comentarios!

Vía: Gananci

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: