Telesecretarias

5 tipos de música que mejoran tu productividad

La música puede convertirse en tu gran aliada para tener más motivación ante los retos profesionales. Llevar en tus cascos determinados estilos musicales puede potenciar con creces tus niveles de productividad.

Existen un puñado de buenas razones para escuchar música en tu espacio de trabajo, ya sea este una oficina convencional, un coworking o tu propia casa si eres freelance o trabajador remoto: la música es un excelente instrumento para reducir el estrés y las emociones negativas, tranquilizando y relajando a los trabajadores, pero también para suprimir distracciones –algo parecido al ruido blanco a la hora de dormir-, mejorar la concentración y el control sobre el entorno e incentivar la productividad, tema que hoy nos ocupa.

Numerosos estudios, como una reciente investigación de la universidad de Miami, revelan que la música puede hacerte más productivo en tu trabajo. Sin embargo, no todos los estilos provocan los mismos resultados, ya que mientras que algunos no son recomendables o pueden obstaculizar tu progreso debido a formas musicales poco convencionales, la presencia de letra o de un sonido demasiado complejo o pesado, otros te ayudarán a avanzar a un ritmo más rápido. Destacamos cinco tipos en especial que pueden echarte un cable y aportarte todos sus beneficios.

5 tipos de música idóneos para tu productividad

  • Música clásica: ¿Has probado a deleitarte con compositores como Bach, Vivaldi o Handel mientras llevas a cabo tu trabajo? Concretamente, este estudio revela que siete de cada ocho radiólogos encontraron que la música clásica barroca mejoraban el humor y la concentración en su trabajo. Si no sabes por dónde empezar, prueba con los Conciertos de Brandenburgo de Bach o las Cuatro Estaciones de Vivaldi.
  • Música de la naturaleza:  Escuchar los sonidos de la naturaleza puede mejorar tus capacidades cognitivas e incrementar tu concentración. Los sonidos calmantes, como el agua que fluye, la lluvia, las olas del mar contra la arena o las hojas que crujen, brindan un funcionamiento estupendo, mientras que del lado contrario los ruidos como chillidos y ruidos de animales pueden distraer tu atención. Algunas formas de música de la naturaleza incluyen instrumentos, como el piano o la flauta, que ayudan a crear un ambiente adecuado para el trabajo. Puedes bucear en páginas web que generan sonidos de esta clasecomo Forest MoodPluvior o Raining.fm.
  • Música épica: Este tipo de música, que puedes apreciar en la banda sonora de El señor de los anillos o Juego de tronos, así como en numerosos trailers de películas de aventura y acción, contagia una sensación que transmite grandeza, fuerza y lucha para conseguir tus propósitos, haciéndote sentir poderoso y motivado. Por lo tanto, si te sientes cansado y sin inspiración durante tu jornada laboral, recurre a esta vía para lograr una inyección extra de energía, muy útil cuando tienes que trabajar hasta tarde o llevas bastantes horas sumergido en un proyecto.
  • Música de videojuegos: Se trata de una gran opción porque las composiciones están diseñadas específicamente para mejorar tu experiencia de juego -por ejemplo, esquivando fuego o haciendo maniobras entre enemigos-. Para empezar puedes probar con la banda sonora de Bastion, o una de las bandas sonoras de la famosa SimCity.
  • Bandas sonoras ambientales: Especialmente si te sientes estresado en el trabajo, prueba con la música ambiental. Brian Eno, creador de Music for Airports, dice a propósito de la misma que música “debe ser capaz de acomodar muchos niveles de atención auditiva sin hacer cumplir uno en particular, siendo tan fácil de ignorar como interesante”. La música ambiental es eficaz para esos momentos de trabajo difíciles. Puedes encontrar material aquí.

Por supuesto, existen muchos más tipos de música que puedes escuchar en el trabajo, como música de meditación, blues o jazz. Y si lo único que quieres es silenciar a tus compañeros de trabajo o los sonidos de aparatos tecnológicos cercanos, recurre al ruido blanco. En cuanto al volumen, la suavidad predispone a la concentración y la relajación, mientras que el volumen alto está más dirigido a la motivación y a la energía.

Fuente | Inc

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: