Telesecretarias

¿Cómo lograr tus metas? Claves que no fallan

Lo primero que debemos tener en cuenta, que no importa la cantidad de nuestras metas, sino la calidad. Así que no es que tengas que tener 12 metas, una por cada mes del año. Puede que solo tengas una, pero si sabes establecerla adecuadamente, ésto será suficiente para llamar el 2018, el año en que tu sueño, intención o deseo se transformó en acción.

    1. Establece una meta que puedas lograr: muchos de nosotros quisiéramos cambiar el mundo en cuestión de minutos, sin embargo, a la hora de perseguir nuestros sueños debemos tener en cuenta que aunque tu meta puede ser muy ambiciosa, debe ser razonable.

  1. Metas relevantes: una de las razones por las que no logramos nuestras metas es porque no son lo suficientemente importantes para nosotros. Ponte a pensar, si realmente quieres algo con todo tu corazón, lo vas a intentar. Tu esfuerzo, pasión y manera de trabajar por tus metas están directamente relacionadas con qué tan importante sea para ti, así que establece una meta que tenga la importancia suficiente para que estés motivado a cumplirla.
  2. Pregúntate el ‘Por qué…’: directamente relacionado con el punto anterior, primero debemos establecer las razones por las que queremos alcanzar dicha meta. A menudo, nos concentramos tanto en el cómo que nos olvidamos en el por qué lo estamos haciendo. Sócrates consideraba que era muy importante cuestionarnos sobre las razones que nos motivan a alcanzar ciertas metas. Así que, como Sócrates, debemos siempre cuestionarnos por qué hacemos las cosas.
  3. Divide tus metas: ponernos una meta demasiado grande es una de las barreras más grandes. Y con esto, no quiero decir que no se pueda soñar en grande, sino no saber identificar pequeños pasos para lograrla. No solo pienses en aquello grande que quieres lograr, divide esa gran meta, en sub metas u objetivos más pequeños. Así puedes medir mejor tu progreso y modificar de acuerdo a los resultados.
  4. Determina un plazo: toda meta que no tenga un límite de tiempo, es solo un sueño. Asigna una fecha concreta para el logro de tus objetivos y así poder alcanzar tu meta final. El periodo de tiempo que establezcas debe ser tal que exija un esfuerzo de ti, pero también debe ser razonable de acuerdo a tu tiempo, entorno y actividades.
  5. Mide, mide y mide: esto te puede sonar un cuán profesional o académico, sin embargo, incluso en nuestra vida personal, necesitamos medir. Sin importar cuál sea la meta, encuentra la forma de poder medir el progreso. Cada cosa cuenta, si no mides, no puedes asegurarte de que estés yendo por el camino correcto.

Empecemos este año con la mejor energía y la mejor actitud para establecer y trabajar por nuestras metas y objetivos.

Adriana Cárdenas – Blog Idealistas

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: