Telesecretarias

La clave está en los hábitos

¿Te indentificás con estas situaciones?

  • Te ocupás de miles de temas, a veces te sentís sobrepasada, por momento te sentís sola y no sabés con quién hablar del tema.
  • Estás siempre ocupada, absorbida por lo que va surgiendo a cada paso.
  • Te gustaría tomar cursos, una mentoría o delegar algunas tareas pero no lo podrías pagar.
  • Sabés que tu emprendimiento requiere mejoras pero no lográs identificar qué ni cómo hacerlo.

No te sientas sola… este tipo de situaciones son mucho más comunes entre los emprendedores, de lo que te imaginás.

Necesitás PARAR LA PELOTA, pensar y separar un bloquecito de tiempo cada semana, para reflexionar, escuchar otras opiniones y aprender nuevas herramientas que te ayuden a CRECER.

En el día a día de tu negocio como emprendedora, seguramente te pasa de todo: días con mucho trabajo, días con menos, días con una energía que te comerías el mundo, días en los que tu cuerpo te pide descanso. Normal: ¡sos una persona!

Y es probable, también, que hayas dedicado infinitas horas a tu negocio dejando tu vida personal, y quizá familiar, un poco o mucho de lado. Como dueñas de nuestro propio negocio, disfrutamos con él. Nos encanta lo que hacemos y, muchas veces resulta difuso el límite de tiempo que le dedicamos.

Para lograr un EQUILIBRIO la clave está en los hábitos.

Y cuando decimos “hábitos” estamos hablando de esas acciones que realizamos de manera automática, sin pensar.

El gran tema surge cuando queremos cambiar un hábito… como es algo que “sale solo”, es muy difícil frenar a tiempo como para hacer las cosas de otra manera.

Sin embargo, ¡se puede!

Por ejemplo, vos podés cambiar esa costumbre de estar siempre ocupada, absorbida por lo que va surgiendo a cada paso. Para esto necesitás poner foco en lo importante, cada día. Conectar con emociones positivas, identificar cuáles son las [pocas] cosas que realmente tenés que terminar hoy, y definir cómo lo vas a lograr.

También podés implementar cambios en tu vida para atraer mayor abundancia, aumentar el flujo de dinero en tu caja y así tomar todos los cursos que te gustaría, contratar a un mentor y hasta contratar a alguien en quien delegar algunas tareas.
Todo esto depende de nuestro mindset, y también se puede trabajar sobre esto conectando con la gratitud y la celebración.

Por otra parte, y antes de que el cuerpo pida descanso, podemos incorporar pequeñas rutinas saludables a nuestra vida, que no toman tiempo ni tampoco son complejas, para nada. Al contrario, es solamente cuestión de tomar conciencia cada mañana, los primeros 10 minutos después de despertarte, hacer unos movimientos en la cama, respirar correctamente y arrancar el día de otra manera.

Así lo hacemos nosotras y ojalá estas ideas te sirvan para que vos también puedas sentirte cada día mejor!

Entonces…. ¿cómo empezar a dar vuelta esa situación?

Elegí una sola cosita que te gustaría modificar… enfocate en ella durante el próximo mes y comprometete con vos misma.

¿Sabías que en sólo 21 días podés crear un nuevo hábito positivo? Sí, en 3 semanitas podés convertir algo en un hábito. Solo requiere elegir qué hábito te vas a crear y repetirlo, sin interrupciones, durante 3 semanas, cada día…

Hasta la próxima!; Sam

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: