Telesecretarias

¿Sabés de qué se tratan las “pasarelas de pago”?

Cuando descubrís lo que te apasiona, querés estar haciendo eso todo el tiempo.

Y eso que te apasiona, te sale bien. Y si tenés que aprender algo para hacerlo mejor, ese aprendizaje es parte del disfrute. Además todo el mundo te elogia por eso que hacés tan bien (o tan rico o tan rápido o tan fácil…)

Es muy probable que, frente a este descubrimiento, decidas convertir tu pasión en un emprendimiento. Porque así podrás vivir de hacer lo que te gusta. (En esta tribu de mujeres emprendedoras hay casos para cada una de las etapas: hay chicas que ya viven de su emprendimiento, hay chicas que están pensando en arrancar y hay chicas en todo el abanico de estados intermedios).

En algún momento del camino hay que conectar esa pasión con el cash, con el dinero, con ponerle precio a lo que hacemos y además cobrar por eso! (Momento difícil para la mayoría de las emprendedoras. Parece que alguien nos puso un chip desde chiquitas que nos hizo creer que no está bien ganar dinero haciendo lo que nos gusta, algo así como que no es compatible disfrutar haciendo algo y recibir plata a cambio… ¡una barbaridad! Creénos que por ahí las cosas no van. Es urgente cambiar esa creencia y reemplazarla por una que abra posibilidades)

La buena noticia es que hay gente copada en el mundo, que piensa algunas soluciones para nosotras -las mujeres emprendedoras- y nos facilitan las cosas. Es el caso de las pasarelas de pago.

¿Sabés de qué se tratan las “pasarelas de pago”?  Son las plataformas en Internet que se usan para cobrar y pagar online.

Esto significa que vos podés simplificar muchísimo la vida de tu negocio, y relajarte en cuestiones de intercambio de dinero, usando estas plataformas. Hay mucha (muchísima!) info sobre este tema en el curso para aprender a cobrar por Internet. Si querés tener una guía paso a paso sobre las pasarelas de pago y todos los detalles de cómo funcionan, no te lo pierdas!)

Te cuento algunos ejemplos en los que yo contraté algún servicio o compré algún producto, y la otra parte no me tuvo que “cobrar” sino que hicimos la operación vía Internet.

  • Fui a una feria que se hace cerca de casa. Una de esas ferias donde venden de todo y todo es lindo. Llena de puestitos de artesanías, ropa, decoración para la casa, cosas ricas envasadas… Sí, una de esas ferias en las que tal vez vos seas una de las emprendedoras que ocupa uno de esos puestitos. Encontré un tapíz con un mandala, en blanco y negro, hermoso! Tal como lo que estaba buscando mi hija, así que decidí comprárselo. El asunto fue que yo no contaba con suficiente dinero en efectivo como para llevarlo. Así fue que la vendedora me ofreció hacer la compra online. Para eso usó su teléfono celular, me envió un link de MercadoPago a mi dirección de mail. Yo usé mi celular y realicé el pago. Listo!
  • En otra oportunidad, contraté el servicio de una astróloga de Chile. Nos pusimos en contacto vía Facebook. Primero hablamos por chat y luego me envió más información por mail. Cuando contraté el servicio me mandó otro mail con un link de pago vía PayPal y listo!
  • En otra feria… (sí! me encanta comprarle a otros emprendedores! asíque suelo ir a las ferias jejeje), hice una compra de productos y en este caso tenían el dispositivo de TodoPago conectado al celu, asíque me cobraron con tarjeta sin inconvenientes.
  • Ni hablar del pareo que me compré en la playa con tarjeta de crédito… seguramente a vos también te sorprendió que ahora los vendedores ambulantes andan con el aparatito inalámbrico por todos lados!!!

En resumen: no importa si la venta es a una persona que tenés parada enfrente tuyo o si es a alguien que vive del otro lado del planeta. No importa si la venta es de un producto o si es de un servicio. No importa si tenés cuenta en el banco o no. No importa la moneda.
Lo único que importa es que vos ofrecés algo que el otro quiere comprar, y habilitar alternativas de pago para que ésto no sea una traba sino simplemente parte de la transacción.

¿Y vos? ¿Qué alternativas de pago le estás ofreciendo a las personas que quieren comprar tus productos o contratar tus servicios? ¿Cuál elegirías para tu negocio entre las pasarelas de pago que tenés disponibles?

¡Hasta la próxima!, Sandra

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: