>>>>Cargando... ESPERE>>>>>
Ingresos en linea

6 formas con las que ganar dinero con tu cuerpo gracias a la ciencia

El mundo de la ciencia puede proporcionar ganancias económicas extra que pueden no ser conocidas para la mayoría. Te contamos cuáles son por si, en alguna ocasión, decides apostar por ellas.

La innovación científica avanza también gracias a la colaboración de un buen número de personas que deciden cada año ofrecerse como voluntarias para ciertos estudios científicos.

Formar parte de investigaciones que requieren de participantes humanos para conseguir recabar datos útiles y seguir evolucionando en el conocimiento puede reportar ciertos beneficios económicos, más allá de la satisfacción de saber que se está contribuyendo al desarrollo de la comunidad científica.

Donar ciertas partes de nuestro cuerpo o participar en investigaciones psicológicas son otras vías con las que poder ganar algo de dinero gracias a la investigación médica.

Aunque la legislación en nuestro país estipula que en todos los casos en los que la ciencia requiere de participantes voluntarios esta colaboración deberá realizarse de manera altruista y desinteresada, en muchas ocasiones los centros de investigación ofrecen una “compensación económica” por las molestias ocasionadas.

Tal y como nos cuentan nuestros compañeros de Business Insider España, estas son algunas de las formas con las que entregar nuestro cuerpo a la ciencia puede hacernos ganar dinero.

Voluntario en ensayos clínicos

Por ensayo clínico debemos entender un experimento científico que la comunidad de investigadores necesita realizar para avanzar en sus descubrimientos. Participar como voluntario en este tipo de prácticas científicas suele conllevar la prueba de algún fármaco nuevo, para medir su eficacia o seguridad, de nuevas metodologías médicas, o de dispositivos médicos novedosos que deben ser comprobados antes de ser introducidos en el mercado.

Los ensayos clínicos se dividen en varias fases, siendo la primera, la que requiere de la participación de voluntarios sanos y la única que puede proporcionar ciertas compensaciones económicasDel total de ensayos autorizados cada año en España, entre un 10 y un 15 por ciento son estudios en fase I. En concreto, los ensayos clínicos en fases tempranas suponen ya el 51,4% del total, frente al 47,5% del periodo 2010-2014 y al 41,5% de 2004-2009, según los datos proporcionados por el Proyecto BEST.

Con una inversión actualmente de más de 1.000 millones de euros al año en proyectos de investigación y desarrollo, la contribución económica que reciben los voluntarios de los estudios en fases preliminares debe haber sido previamente evaluada por el Comité Ético de Investigación Clínica.

Un procedimiento que si bien evita la posibilidad de ofrecer cantidades suficientemente elevadas para que el único fin de la participación sea el económico, sí que debe compensar, según la normativa, “el reintegro de los gastos extraordinarios y pérdidas de productividad que se deriven de la participación de la persona en el ensayo”.

En nuestro país, para poder formar parte de este tipo de ensayos lo más conveniente es mantenerse informado a través de las distintas webs que existen para ello. Tanto hospitales como centros de investigación suelen tener en sus páginas webs apartados que recogen cómo hacerse voluntario de ensayos clínicos.

Pero aunque parezca sorprendente, la demanda es tal que la manera más rápida de poder pasar a formar parte de ellos es a través de cuentas de Twitter y alarmas que existen en la red social para estar al tanto de convocatorias. Entre las más conocidas las cuentas de la Unidad de Ensayos de la Universidad Autónoma de Madrid, o la relativa a la Unidad Ensayos Clínicos del Hospital Universitario de La Princesa.

Entre los requisitos más comunes para ser voluntario en ensayos clínicos, estar entre los 18 y los 50 años, buena salud y no padecer alergias conocidas a medicamentos. Aunque la mayoría de ofertas no recogen en la información facilitada de cuánto se trata la compensación económica a recibir, algunas fuentes indican que la media está entre los 500 y los 3.000 euros, en función de tiempo, el centro y tratamientos a seguir.

Pero no todos los ensayos tienen que incluir la ingesta de medicamentos para ver qué sucede. Entro los casos más llamativos y atractivos, el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas en Barcelona seleccionó una serie de voluntarios a los que solo se les pedía ingerir vino para analizar las consecuencias de la ingesta en la salud cardiovascular. Además de pagar las bebidas consumidas, también contaron con una compensación económica extra.

Donación de óvulos y esperma

Aunque la regulación de nuestros país impide cobrar por esta clase de donaciones, ya que la norma impone que este tipo de servicios debe realizarse de manera voluntaria, anónima y gratuita, es conocido que en la mayoría de clínicas privadas se lleva a cabo una “compensación económica” a los donantes por posibles gastos ocasionados como puede ser traslados así como por las molestias que puede conllevar el procedimiento.

En cuanto a cifras depende de cada clínica y si se trata de óvulos o esperma. Si hablamos de donación de esperma, dada la sencillez del procedimiento, las cantidades compensatorias oscilan entre los 30 y los 50€.

El proceso, será totalmente anónimo, es decir los padres no conocerán la identidad del donante, y los requisitos para poder llevar a cabo la donación incluyen tener entre 18 y 50 años, tener buena salud física y mental, lo que conlleva no padecer ninguna enfermedad infecciosa transmisible a la descendencia o genética, así como no tener más de 6 hijos en el momento de la donación en territorio nacional para evitar problemas de cosanguinidad.

En cuanto a la donación de óvulos, esta puede reportar a las donantes hasta 1.000 euros, debido a las implicaciones del proceso, ya que todas las pacientes deberán someterse a un tratamiento hormonal inyectable. Para poder llevar a cabo la dación de óvulos, deberá tenerse entre 18 y 35 años de edad, contar con una ovulación normal, no padecer ningún tipo de enfermedad o malformación. El máximo de veces que una paciente pude someterse a este proceso es de 6 sesiones.

Donación de heces

Aunque en nuestro país aún no se han registrado casos de este tipo de servicios, desde hace unos años, en EE. UU. es posible ser donante de heces, y recibir a cambios hasta 40 dólares por deposición, cantidad que se incrementa hasta 50 dólares si se acude más de cinco días a la semana.

la iniciativa llegaba de la mano de la organización sin ánimo de lucro,  Open Biome, que llevan años construyendo un banco de heces con las que llevar a cabo trasplantes de las mismas a enfermos infectados por la bacteria, Clostridium difficile. que puede provocar diarreas y dolores frecuentes.

Los requisitos necesarios para ser voluntario implican ser mayor de edad, y por supuesto desplazarse a sus instalaciones para realizar las deposiciones, una actividad que puede llegar a reportar a lo largo de un año hasta 13.000 dólares a cada voluntario.

Donación de leche materna

En nuestro país existen en la actualidad once bancos de leche materna para proporcionar alimento a aquellos bebés cuyos progenitores no puedan facilitárse de manera natural.

En la mayoría de casos esta leche va destinada a la unidad de neonatos, para alimentar a los niños prematuros que se encuentran en ellaPara ser voluntaria basta con haber sido madre, contar con leche materna suficiente y llevar una vida saludable. Pero en nuestro país, en ninguno de los centros que admiten la donación de leche humana se podrá recibir compensación económica alguna. 

Algo que es totalmente contrario en Estados Unidos, donde ya se ha comenzado a hablar del nuevo “oro líquido”. Más allá del fin que pretenda darse al producto, y el mercado poco regulado que por el momento existe en torno a esta idea, existen en Estados Unidos varios portales, como onlythebreast.com donde poder vender, y a buen precio, leche materna.

En esta web, las madres cuelgan sus fotos y crean pequeños perfiles para mostrar la calidad de su “material” con un precio que puede rondar los 4 dólares los 30 ml.

Voluntarios para escaneo del cerebro y otros ensayos psicológicos

Formar parte de estudios psicológicos puede ser otra forma de obtener un dinero extra gracias a la ciencia y que puede conllevar menos riesgos y tiempos que los estudios clínicos en otras áreas.

Este tipo de ensayos puede variar en función de la investigación y requerir desde sencillos análisis de comportamiento hasta un escaneo de nuestro cerebro para el registro de la actividad cerebral. En nuestro país podemos encontrar ejemplos de este tipo de estudios que requieren de la participación de voluntarios, pero sin proporcionar demasiados detalles.

En la página del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento de la Universidad de Granada sí que especifican que los participantes recibirán  una “compensación por los costes de traslado” y demás molestias que el estudio pueda ocasionar pero sin entrar en detalles de cifras.

Para hacernos una idea de las posibles ganancias, la Universidad de Nueva York sí que tiene habilitada una web en la que clasificar los estudios pagados disponibles en los que se pude participar. En esta base de datos encontramos que una sesión en la que los participantes deben someterse a un escaneo cerebral puede conllevar un cobro de 50 dólares la hora.

Dormir durante días

De acuerdo con la Asociación Mundial de Medicina del Sueño “los problemas de sueño constituyen una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida de más del 45% de la población mundial.

Dormir es sin duda una pieza fundamental del buen desarrollo del ser humano, y un correcto descanso resulta vital para poder encontrarnos bien. Es por ello que la ciencia dedica numerosas investigaciones a conocer y analizar todo lo relativo con el sueño.

Ganarse un dinero participando como voluntario en algunas de estas investigaciones sobre el sueño puede resultar muy atractivo. No solo por la comodidad que supone el pasarse horas durmiendo, además algunos de los experimentos relacionados con esta práctica han sido compensados con llamativas cantidades  económicas.

La universidad de Harvard tiene abiertas varias investigaciones en torno al sueño en las cuales, según la información facilitada en su web , los participantes pueden llegar a ganar hasta 12.000 dólares por pasar 37 días en el laboratorio mientras que los investigadores analizan sus patrones de sueño.

Otra de las propuestas más conocidas es la del Instituto Espacial de Medicina y Fisiología de Toulouse. Si bien no tan ligada con el sueño, sí con uno de sus principales elemento: la cama. El centro anunciaba el pasado año su intención de contar con varios voluntarios dispuestos a pasar 60 días completos en la cama. El objetivo de dicho estudio era analizar los efectos de la falta de gravedad en el cuerpo humano, y cada uno de los participantes recibió por ello 16.000 euros. El instituto tiene disponible un formulario para poder inscribirse como voluntario de futuras investigaciones.

Un proceso que se ha realizado también en la NASA en varias ocasiones, cuyos voluntarios han llegado a recibir 5.000 dólares al mes por tan singular trabajo.

Escrito por Cristina Fernández Esteban

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.