>>>>Cargando... ESPERE>>>>>
Teletrabajo

9 consejos para aumentar el carisma que te falta para desenvolverte mejor

Todos conocemos a una o dos personas que al entrar en una habitación, automáticamente se convierten en el centro de atención. Algunas personas parecen tener una especie de carisma natural, la cual hace que tengan éxito en las situaciones sociales.

Por otro lado, hay muchas personas que carecen de algún tipo de carisma natural.

Tal vez sean la persona más inteligente del mundo, pero cuando están en una fiesta y tienen que hacer amigos, no saben qué hacer.

Aunque es posible andar por la vida sin ningún tipo de carisma; no ser capaz de mantener una conversación ni hacer amigos hará que tu vida sea más dura.

Si te sientes identificado, no te preocupes. Hay ciertas maneras en que puedes volverte más carismático y encantador.

A continuación, te enseñaré 9 formas para aumentar tu carisma, que harán que te desenvuelvas mejor.

 

1. Adopta una postura correcta

La forma más simple para empezar a tener carisma, es manteniendo una postura correcta.

Siéntate con la espalda recta, camina con la cabeza en alto y ten una postura que te haga lo más alto posible.

No te apoyes en tus codos, ni andes con los hombros caídos o cosas así. Si estás sentado, coloca ambas manos a tus costados o al frente tuyo.

Lo creas o no, tener una postura correcta hace que te sientas más confiado. Así estarás más dispuesto a interactuar en una conversación.

Cuando estás dispuesto a interactuar con los demás, proyectas una imagen con más carisma.

2. Utiliza el contacto físico

El contacto físico es un atributo fundamental del carisma. La gente no carismática suele evitar el contacto físico, ya que no saben cuándo ni cómo aplicarlo.

Para ser más carismático, debes volverte un experto en saber cuándo y cómo aplicar el contacto físico.

Por ejemplo, si ves que un amigo tuyo está avergonzado o está llorando, pon tu mano en su hombro odale un abrazo. Pero debes tener en cuenta si es cercano este amigo.

Si un extraño te da un abrazo, ¿te sentirías cómodo?

Hay ocasiones en que el contacto físico es más apropiado que las palabras.

3. Interpreta el lenguaje corporal

Muchas veces, las personas no dirán explícitamente cómo se sienten. Casi siempre te dirán que están bien, incluso cuando en el fondo no lo están.

Aunque no te digan cómo se sienten realmente, no quiere decir que no muestren otras señales.

Basándote en las expresiones fáciles o lenguaje corporal de la persona, podrás determinar su estado de ánimo. Así sabrás cómo debes interactuar con ella.

Si no hay arrugas al sonreír, puede ser una sonrisa falsa. Las piernas cruzadas indican resistencia. Tener la mirada hacia abajo puede ser señal de preocupación. Y existen muchas señales más.

Solemos asociar el carisma con cosas como hacer reír a los demás o contar buenas historias. Pero gran parte de ser carismático consiste en saber qué tipo de cosas decir o no decir a las personas.

¿Cómo puedes saber esto? Interpreta su lenguaje corporal para saberlo.

4. Aprende cuándo usar el humor

El humor es una parte fundamental de ser carismático. Debes saber cuándo hacer bromas y qué tipo de bromas hacer.

A menudo, la gente hace bromas pensando que esto los hace ser divertidos. Pero saber cuándo hacer una broma es tan importante como el contenido de la misma.

Si haces bromas cuando no es el momento, quedarás como alguien pesado y crearás el efecto contrario a ser carismático.

Sigue el consejo anterior para saber el estado de ánimo de los demás antes de lanzar cualquier broma.

5. Haz preguntas

Tal vez no consideres que hacer preguntas te ayude a ser carismático. Pero las preguntas adecuadas te harán seguir una conversación.

La gente ama hablar de sí misma, sobre lo que les interesa, lo que hicieron, etc. Las personas carismáticas saben esto.

Para ser carismático debes hablar lo menos posible sobre ti. Haz preguntas para encontrar intereses comunes y expandir los temas de conversación. No se trata de hacer preguntas cerradas (de sí o no), sino abiertas (las que empiezan con qué, cómo, por qué).

Por ejemplo: ¿qué deporte practicas? Es mejor que preguntar: ¿te gusta hacer deporte?

6. Escucha más

Este punto se complementa con el anterior. No se trata solamente de hacer preguntas. Debes saber escuchar.

Todos hemos escuchado que a las mujeres les gustan los hombres que saben escuchar. Bien, eso es totalmente cierto y aplica para todos, no solo mujeres.

A menudo, las personas solo quieren hablar con alguien que escuche sus problemas. Interesándote en ellos desarrollarás esta capacidad.

Saber escuchar de forma efectiva hará que las personas te aprecien más, ya que esta característica no es muy común.

7. Memoriza tantos nombres como puedas

Este es uno de los consejos más efectivos para ser más carismático.

Recordar el nombre de una persona es una gran manera de hacerle saber que es importante y harás que se sienta mejor.

Si tienes problemas de memoriaprueba anotando en tu móvil el nombre de la persona que quieres recordar, el lugar donde la conociste y algún atributo físico que te recuerde a ella.

Aunque este consejo es muy simple, te sorprenderás de lo carismático que te percibirán las personas si recuerdas sus nombres.

8. Usa tus manos al hablar

Aunque no lo creas, hacer gestos con las manos al hablar te hace parecer más carismático.

Pero no debes exagerar. Solo debes hacer unos ligeros movimientos al contar una historia. Esto hará que las personas se interesen en lo que estás diciendo.

Si ves a alguien hablar con los brazos cruzados, ¿te llamaría la atención?

La próxima vez que quieras hacer que la gente se interese en lo que estás contando, desocupa tus manos y añádele unos cuantos gestos a tu historia.

9. Quita las expresiones de relleno 

Todo el mundo siempre suelta un “umm” o un “ahhh” al hablar, sobre todo al contar una historia larga o cuando no recuerdan algo.

Una característica de las personas carismáticas es que pueden hablar por un largo rato sin usar este tipo de expresiones.

Reduce o elimina las veces que usas estas expresiones de relleno para hablar con seguridad y aumentar tu carisma.

La mejor manera de hacer esto es fijándonos en la cantidad de veces que usamos estas expresiones. Cuando las identifiques, trata de reducirlas poco a poco para mejorar tu habilidad al hablar.

El cambio empieza en nosotros mismos. El carisma puede mejorar tu vida personal y profesional. Si quieres lograr ser una persona carismática y desenvolverte con facilidad en situaciones sociales, empieza aplicando estos consejos.

¿Qué consejo empezarás a poner en práctica para aumentar tu carisma? ¡Háznoslo saber en los comentarios!

Vía: Gananci

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *