Cómo facturar 2 millones de euros al año y convertirte en un IronBusiness

Todos los emprendedores se fijan metas al empezar el año con el fin de aumentar sus ingresos y hacer crecer su negocio. Pero no todos lo consiguen. Hoy en este post invitado, Lluis Soler, te presenta un modelo (IronBusiness) que él mismo está aplicando en su empresa para conseguir una facturación anual final de 2 millones de euros. ¿Estás preparado para aceptar ese reto?

Tanto las pequeñas como las grandes empresas aspiran a crecer. Este crecimiento puede ser por un aumento del número de clientes, por vender más productos/servicios a cada cliente, porque se abran nuevas líneas de negocio o por una combinación de estas opciones. No obstante, para conseguirlo, hay que marcarse objetivos precisos para periodos concretos de tiempo.

Independientemente de dónde esté la empresa y cuál sea su situación, lo aconsejable es ponerse una meta ambiciosa que le permita crecer e incentive al equipo para trabajar en una misma dirección. Visualizar a dónde se quiere llegar a largo plazo, ayudará a marcarse pequeños objetivos diarios y a corto plazo que acercarán al negocio al fin último.

Esta idea se recoge en muchos planes de negocio y en las previsiones anuales de la mayoría de empresas; sin embargo, esta práctica tan tradicional en el mundo empresarial puede plantearse como un reto que sea más atractivo para el pensamiento de la nueva generación Millenial.

Para explicar la idea, lo mejor es partir de un caso práctico que estoy llevando a cabo y, pienso, puede inspirar a otros emprendedores que se encuentren en una situación similar.

Mi idea personal de reto empresarial ha sido llevar el Ironman, la prueba más exigente del triatlón, al mundo de los negocios. Quizás suene ambicioso pero yo lo veo como una motivación para todo el equipo.

 

1. Un Ironman de los negocios

Los amantes del deporte sabrán que un Ironman cuenta con una meta final la cual se alcanza al superar tres pruebas diferentes:

  • Un maratón, es decir, 42,3 kilómetros corriendo.
  • Una etapa ciclista de 180 kilómetros.
  • Una competición de natación que consta de 3,86 kilómetros.

Para llegar a la meta final el deportista tiene un tiempo límite de 17 horas, actualmente el tiempo promedio es de 12. Sin duda una prueba dura y ambiciosa pero que se ha demostrado que, con entrenamiento, puede superarse; esta idea es la que hemos intentado trasladar a nuestro proyecto emprendedor.

Como meta final nos hemos marcado una facturación anual muy ambiciosa: pasaremos de 400.000 euros a 2 millones. Para alcanzar este objetivo también nos hemos marcado tres pruebas diferentes, como en el Ironman:

  • Conseguir más clientes, concretamente en nuestro caso 3.000.
  • Incrementar el número de visitas a nuestra página web, nos hemos marcado 1,5 millones de visitas.
  • Estar presentes en más países, el reto es llegar a un total de 15.

Nuestro tiempo límite es el 31 de diciembre del año 2020. Como en el deporte, cada prueba conseguida nos acercará un poco más al objetivo final. Este ambicioso reto lo hemos bautizado como IronBusiness y esperamos que sea un incentivo para nuestro equipo, pero también un impulso para que otros emprendedores y empresas se animen a marcarse objetivos duros pero alcanzables con esfuerzo.

No obstante, tenemos un largo y duro camino por delante ya que deberemos crecer un 400% pues en el mes de septiembre, cuando comenzamos con este reto, facturamos 28.532 euros y en octubre esta cifra ha ascendió un 44% situándose en 41.248 euros.

Finalmente, hemos cerrado 2017 con el mismo nivel de facturación (o un poco más bajo) que el año anterior; pues hemos despedido el año facturando 387.458 euros cuando en 2016 conseguimos alcanzar los 401.486 euros (lo que supone una bajada del 3,49%).

Otro pilar fundamental para nuestro proyecto son los proveedores, en el inicio del reto contábamos con 480 clientes y tendremos que conseguir 3.000. Actualmente, la empresa está presente en Italia, Francia, México y Reino Unido; su internacionalización debe llegar a 15 países para que el reto esté superado. Igual que nosotros hemos detallado cada pilar de nuestra empresa, cada emprendedor deberá hacer lo mismo con su proyecto para que el reto sea ambicioso a la vez que viable.

2. Los entrenamientos nos llevan a la meta

Claro está que para llegar a la meta no basta con soltar el disparo de salida, ahí está nuestra pequeña bajada del recién despedido 2017. Para lograrlo, hay que marcarse un plan de entrenamiento con objetivos a corto plazo que nos ayuden con nuestro reto.

Así como quien prepara un maratón comienza saliendo a correr una hora tres días a la semana y va subiendo el tiempo, el ritmo y la intensidad conforme se acerca la fecha de la prueba; nosotros también nos hemos marcado entrenamientos con cifras más bajas para alcanzar en menos tiempo así como hemos buscado y diseñado herramientas y estrategias que nos ayudarán a conseguirlo.

Este plan de entrenamiento para nuestra empresa lo hemos llamado IronBusiness Model. Esto no es más que un patrón empresarial que servirá como guía a cualquier empresa (independientemente de su tamaño, sector o momento) para llegar a su meta. ¡También a nosotros!

En nuestro caso, este modelo nos llevará a facturar 2 millones de euros antes del 31 de diciembre de 2020. Si seguimos estos “entrenamientos” y vamos cumpliendo con las distintas pruebas, llegaremos a la meta final.

Pero como hemos dicho, para llegar al objetivo marcado, es aconsejable ponerse pequeños retos a corto plazo que nos ayuden a acercarnos a esos 2 millones de euros. ¡Empecemos por este 2018! El reto de este año que acabamos de estrenar es doblar la facturación, concretamente queremos cerrar 2018 con una facturación de unos 775.000 euros (os recuerdo que en 2017 la facturación anual ha sido de 387.458 euros).

Para conseguirlo, hemos analizado y detallado qué necesitamos; partiendo de esto nos hemos marcado el siguiente plan.

Estamos seguros de que un pilar fundamental del proyecto es el equipo humano así que este año vamos a apostar por ampliar la plantilla. La idea inicial es la siguiente:

Contratar a tres product managers o gestores de productos. Queremos sacar la máxima rentabilidad posible a nuestras ventas y para ello el trabajo de estos profesionales es fundamental, pues necesitamos que identifiquen nuevas oportunidades de negocio y que nos ayuden a hacer nuestro servicio más competitivo y necesario para los clientes potenciales

-Apostar por una nueva persona en Italia, para seguir creciendo internacionalmente. Acordémonos de que la idea es llegar a 15 países.

-Contar con un nuevo profesional en México con la idea de impulsar nuestras ventas y capilaridad en este país.

-Otro punto clave de nuestro proyecto son las acciones de SEO, además justo aquí hemos detectado un error en 2017. Tenemos que aumentar las visitas, crear más links internos y mejorar la estructura de las URLs. Así que el SEO será una prioridad para este 2018.

-Tenemos previsto solicitar un crédito para poder pagar la inversión en Adwords, hemos visto que nos da resultados, y las nóminas, así podremos ampliar el equipo como está planteado.

-Apostamos por nuevas oficinas.

3. La transparencia por bandera

Además, con el compromiso de servir de referencia a otros emprendedores, la transparencia es la bandera de este reto empresarial e Internet su gran aliado. El objetivo es retransmitir online cada pasoque demos en el negocio por si sirve a otros.

Para ello, contamos con 4 canales online:

  • Un storytelling con publicaciones semanales.
  • Un canal de PodCast que publica audios/videos una vez a la semana.
  • Una webcam en directo situada en mi despacho como CEO del proyecto.
  • La publicación del IronBusiness Model, nuestro “plan de entrenamiento” del que ya hemos hablado.

Precisamente en estos canales hacemos públicos nuestros resultados mes a mes y analizamos nuestros errores y aciertos. Concretamente, en 2017 nos hemos equivocado en varios aspectos pero también tenemos claro que hemos avanzado en otros. Nuestros principales éxitos del pasado año han sido:

  • La formación del equipo.
  • La programación.
  • La puesta en marcha de la nueva web.
  • El acceso a la información interna.
  • La apuesta por el product manager (de ahí que queramos contratar tres más).
  • Marcarnos la meta del IronBusiness.
  • Mudarnos a unas nuevas oficinas.

Los errores más destacables son tres:

  • La internacionalización del SEO no ha sido la correcta (por eso queremos apostar este 2018 por ello) y esto ha afectado al número de visitas (se ha estancado) y a la conversión.
  • Errores de hreflang que vuelven a perjudicarnos en los niveles de visitas.
  • Haber trabajado hasta diciembre en una oficina muy pequeña que nos impedía nuestro crecimiento como equipo y como empresa (así que nuevas oficinas para este año).

Llegados a este punto, lo importante no es dejar de cometer errores sino analizar los que hemos cometidos para corregirlos, aprender de ellos y que nos impulsen a seguir creciendo.

Pulir cada detalle de nuestro plan será lo que nos llevará a la meta; igual que el atleta tiene que analizar los detalles de su pisada, su vestuario, su alimentación, su hidratación… en el reto empresarial tenemos que fijarnos en aquello que hace ralentizar o estacar el ritmo de crecimiento del negocio.

 

4. Entorno laboral

Como decíamos, para alcanzar una meta tan ambiciosa cada detalle cuenta y hemos apostado por nuevas oficinas que esperamos este 2018 den resultados.

La generación Millenials avanza cambiando hábitos y costumbres instalados en la sociedad con una mirada puesta en el medioambiente y su modo de vida, filosofía que también tiene que reflejarse en el entorno laboral.

Así que en las nuevas oficinas hemos querido ir un paso más allá y no solo cambiar las cuatro paredes que nos rodea sino apostar por la “despapelización”. Con el objetivo de cuidar al planeta, ahorrar dinero, aumentar la productividad y la eficiencia; la oficina sin papel ya es posible.

La Era Digital y la popularización de soportes tecnológicos permiten esta “despapelización” de las empresas, así que hemos sumado esta idea a nuestro reto como un deportista puede sumar novedades como ropa inteligente o zapatillas de materiales más ligeros a sus rutinas.

Estudios internacionales aseguran que el 90% de las tareas típicas de una empresa giran en torno a la búsqueda y distribución de documentos en papel y el 30% del tiempo de los empleados se dedica a encontrar dichos documentos. Esto hace que seamos menos productivos mientras gastamos papel sin necesidad.

Aplicando algunos trucos y contando con las herramientas adecuadas, es posible trabajar sin papel y lo hemos puesto en práctica.

En las nuevas oficinas estrenadas a finales de 2017, contamos con:

  • PC accesibles en las salas de reuniones.
  • Tenemos una única impresora conectada a un solo ordenador para imprimir exclusivamente lo imprescindible.
  • Contamos con pizarras para anotar lo que precisemos y si es algo realmente importante luego le hacemos una fotografía con el móvil y lo guardamos.

Trucos fáciles, sencillos y al alcance de cualquier emprendedor como nosotros que nos ayuda a ser más productivos, ahorrar dinero y ser más responsables con el medioambiente.

Además contamos con herramientas y software que nos ayudan a controlar toda la información recogida y organizarla en la nube para tener fácil acceso; que solucionan el compartir documentos de forma local y remota con otros compañeros, clientes y/o proveedores así como abrir el documento desde cualquier dispositivo. Para mí personalmente son de gran ayuda:

  • Trello, para la gestión de mis tareas y las del resto del equipo.
  • Evernote, para tomar notas y mi lista de ToDo’s.
  • Google Drive, para compartir y almacenar documentos, hojas de cálculo, imágenes…

En definitiva, para conseguir retos ambiciosos como un Ironman en el triatlón o nuestro IronBusiness en el mundo empresarial es imprescindible analizar de dónde partimos, marcar un objetivo claro de a dónde vamos, fijar un tiempo para conseguirlo y planificar cada detalle para llegar a nuestro fin.

Como un atleta cuida su alimentación, sus entrenamientos, su vestuario, sus zapatillas… en nuestro proyecto emprendedor tenemos que identificar los pilares básicos y hacerlos estables para que crezcan a un mismo ritmo y nos lleven al triunfo final.

Un artículo escrito por Lluís Soler Gomis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas