Cómo generar ingresos pasivos SIN TRABAJAR (Mis 10 métodos)

Estoy seguro de que cada vez que te cuesta llegar a fin de mes, las soluciones que primero se te vienen a la cabeza son trabajar más horas para ganar más, o pedirle un aumento de sueldo a tu jefe, ¿verdad?

¿Y si te digo que a través de los ingresos pasivos hay muchos más métodos con los que puedes generar dinero a fin de mes, y además sin apenas laborar?

En este post te voy a enseñar cómo utilizar esta forma para hacer crecer tus ingresos incluso cuando estás durmiendo o jugando con tus hijos en el parque igual que yo llevo haciéndolo desde hace ya 2 años.

¿Qué son los ingresos pasivos y para qué sirven?

Los ingresos pasivos son aquellos ingresos en los que tú no necesitas hacer nada ni trabajar en ellos constantemente para que se generen. Es cierto que primero debes crearlos y trabajar en ellos para poder venderlos después.

Pero una vez que hayas hecho esto, no necesitarás hacer nada más para que te den beneficios.

Un buen ejemplo de ingresos pasivos es publicar un libro: tú trabajas en él durante algunas horas hasta terminarlo, pero cuando después lo publicas, ganas dinero con él cada vez que alguien lo compra sin tener que seguir trabajando en ello.

¿Quién no ha deseado poder generar dinero mientras se está durmiendo? Esto es precisamente de lo que tratan los ingresos pasivos.

Aunque debes tener en cuenta que todo ingreso pasivo inicia como uno activo porque requiere un esfuerzo inicial. Sin embargo, a medida en que vayas incrementando tus ganancias, tu presencia y actividad será menor.

Incluso hasta el punto en que no será necesario que pases más de unos pocos minutos al día o al mes, supervisando que todo vaya en orden mientras sigues ganando dinero haciendo tu vida.

Pero, ¿por qué se busca este tipo de beneficios?

Para salir de la rutina del horario laboral y de la dependencia financiera. A nadie le gusta permanecer 8 horas o más en una oficina de lunes a viernes, muchos menos laborando para otros cuando podrías hacerlo para ti.

Y buscar la verdadera independencia financiera es lo que te va a permitir vivir tus sueños y alcanzar las metas que deseas. Así que con esta mentalidad es que debes comenzar para ganar dinero sin esfuerzo.

Estos ingresos pueden ser obtenidos a través de diferentes actividades como rentando casas, autos, cobrando derechos de autor (por ejemplo de un libro), invirtiendo en bolsa, vendiendo productos por Internet, etc.

¿Qué son los ingresos pasivos y para qué sirven?

Los ingresos pasivos son aquellos ingresos en los que tú no necesitas hacer nada ni trabajar en ellos constantemente para que se generen. Es cierto que primero debes crearlos y trabajar en ellos para poder venderlos después.

Pero una vez que hayas hecho esto, no necesitarás hacer nada más para que te den beneficios.

Un buen ejemplo de ingresos pasivos es publicar un libro: tú trabajas en él durante algunas horas hasta terminarlo, pero cuando después lo publicas, ganas dinero con él cada vez que alguien lo compra sin tener que seguir trabajando en ello.

¿Quién no ha deseado poder generar dinero mientras se está durmiendo? Esto es precisamente de lo que tratan los ingresos pasivos.

Aunque debes tener en cuenta que todo ingreso pasivo inicia como uno activo porque requiere un esfuerzo inicial. Sin embargo, a medida en que vayas incrementando tus ganancias, tu presencia y actividad será menor.

Incluso hasta el punto en que no será necesario que pases más de unos pocos minutos al día o al mes, supervisando que todo vaya en orden mientras sigues ganando dinero haciendo tu vida.

Pero, ¿por qué se busca este tipo de beneficios?

Para salir de la rutina del horario laboral y de la dependencia financiera. A nadie le gusta permanecer 8 horas o más en una oficina de lunes a viernes, muchos menos laborando para otros cuando podrías hacerlo para ti.

Y buscar la verdadera independencia financiera es lo que te va a permitir vivir tus sueños y alcanzar las metas que deseas. Así que con esta mentalidad es que debes comenzar para ganar dinero sin esfuerzo.

Estos ingresos pueden ser obtenidos a través de diferentes actividades como rentando casas, autos, cobrando derechos de autor (por ejemplo de un libro), invirtiendo en bolsa, vendiendo productos por Internet, etc.

¿Cuáles son los ingresos activos?

Al contrario de los ingresos pasivos, los ingresos activos son el dinero que consigues a través de tu trabajo. Recibes este ingreso por el tiempo que le dedicas a una tarea o actividad, donde te pagan por eso.

La mayoría de personas con sus empleos reciben ingresos activos porque el tiempo que trabajan lo intercambian por su sueldo.

La diferencia principal entre el ingreso activo y el pasivo, es que con el primero, si dejas de realizar la actividad que genera el ingreso, ya no obtendrás más dinero. Mientras que con el segundo, no sucede esto.

En este tipo de ingresos, están los asalariados y todo tipo de persona que genera ingresos mediante una actividad, y que si deja de realizarla, no podrá seguir cobrando.

Por ejemplo: un taxista. Esta persona cobra una cantidad de dinero por cada viaje que realiza. Si deja de hacerlo, dejará de ganar dinero.

Ten en cuenta que estas actividades se refieren a todas aquellas tareas que requieren tu presencia, y que si no estás, no pueden llevarse a cabo y por lo tanto no generan dinero.

Puede ser que seas el dueño de una empresa, pero debes presentarte todo los días, porque si no lo haces, las cosas no funcionan bien. Y por ello tienes que permanecer hasta el final del día para controlar que tu emprendimiento sigue generando dinero.

En todo caso, si contratas un gerente que se encargue de realizar tus labores, ya no tendrías que ir todos los días y trabajar 8 horas para que la empresa siga generando dinero.

De esta manera, tu empresa se convertiría en una fuente de ingresos pasivos para ti. Y ese tiempo que antes invertías en dirigir tu empresa, ahora lo puedes aprovechar en otras actividades que te generan más dinero o pueden no tener nada que ver con trabajo.

¿Cuáles son los ingresos residuales?

Si has oído sobre el término ingresos residuales, debes saber que son exactamente lo mismo que los ingresos pasivos.

Esto debido a que son beneficios que se obtienen sin necesidad de encontrarte trabajando y usualmente, gracias a las ganancias que produce algún activo de tu propiedad o producto y/o servicio.

Se les llama residuales porque es dinero que entra a tu cuenta cada cierto periodo de tiempo conocido y usualmente, empieza siendo un complemento a tu ingreso principal.

Por ejemplo, cuando ofreces una suscripción mensual a un servicio premium, sabes que recibirás ese ingreso cada mes por parte de tus usuarios. Lo mismo sucede cuando rentas un coche o un apartamento, percibirás ese ingreso por renta todos los meses.

Como puedes darte cuenta, son actividades que generan ingresos cada cierto tiempo sin necesidad de que estés trabajando constantemente.

Probablemente se necesita cierto esfuerzo inicial, pero la relación tiempo-dinero es mucho mejor que en el ingreso activo. Y puede que a medida en que mejores en la actividad que genera el ingreso pasivo, este se convierta en la principal fuente de dinero en tu vida.

10 ideas para generar ingresos pasivos recurrentes

 

1. Invirtiendo en bolsa

Actualmente, el trading online se ha convertido en uno de los métodos de inversión para generar ingresos pasivos más populares.

Esto es debido a que solo debes elegir en qué activos invertir tu dinero, y sin necesidad de que realices otro esfuerzo, tu dinero crecerá si tus operaciones son correctas.

Por ejemplo, podrías invertir al alza en acciones de Facebook, es decir, crees que el precio de sus acciones subirá. Y cada vez que esas acciones suban, tú generarás dinero sin tener que hacer nada gracias a esa operación.

La mejor forma de comenzar en esto es invirtiendo en línea desde tu casa. Pero cuidado: no todos los brokers que hay son buenos y confiables.

Es importante que elijas una buena plataforma para principiantes si nunca antes has invertido y quieres empezar a hacerlo para conseguir ingresos pasivos.

Uno de los mejores brokers que existen ahora mismo para esto es IQ Option.

Esta fue la plataforma de inversiones en línea con la que yo empecé a operar, y hoy me está generando unos $1.362 cada mes en piloto automático sin yo tener que hacer apenas nada.

Lo mejor es que puedes empezar a invertir con tan solo $10, y además tienen tutoriales en vídeo exclusivos para sus clientes en los que te enseñan cómo invertir desde cero con estrategias ganadoras.

2. Usando el trading social

¿Quieres generar ingresos pasivos invirtiendo, pero no sabes nada sobre trading y no tienes tiempo para aprender? Entonces tu mejor opción es utilizar el trading social.

El trading social es como una comunidad de inversores, donde cada trader tiene su propio perfil de inversor que muestra toda su información relacionada a las operaciones que realiza. Cosas como en qué activos ha invertido, cuánto de ganancia ha obtenido, pérdidas, seguidores, etc.

Al mismo tiempo, permite copiar los movimientos de otros inversores para que, si tú no tienes ni idea de inversiones, la tarea sea más fácil y sólo tengas que hacer un par de clicks para empezar a ganar dinero.

Puedes imitar los movimientos de un solo activo o de toda la serie de operaciones que el trader al que estás copiando haya realizado.

Yo he probado varios brokers de trading social, pero el único que sigo usando hasta ahora porque me ha dado mejores resultados es eToro.

* Alerta de riesgo: tu capital puede estar en riesgo. Mis lectores son muy importantes para mí, y por eso te recomiendo que no gastes el dinero que no tienes.

Es un broker especializado en el social trading, que hace que la plataforma funcione como una red social.

Su depósito mínimo es de $200, pero al poder hacer inversiones de mayor capital copiando a otros, las ganancias también son mucho mayores.

Solo necesitas encontrar al inversor que se adapte a lo que buscas, elegir cuánto dinero invertirás en copiar sus operaciones y confirmar la operación. En unos cuantos clics ya estarás ganando dinero aprovechando los conocimientos de los más experimentados.

También cuenta con una sección de educación para aprender todo lo necesario sobre el trading regular y el social, lo que te permitirá abrir nuevas perspectivas para la inversión.

Y junto con su sección de noticias podrás estar al tanto de las novedades en los diferentes mercados financieros, para que no te tomen por sorpresa.

3. Vendiendo fotos en línea

Si te gusta tomar fotografías con tu móvil, o tienes el equipo adecuado para ello, puedes llegar a ganar un buen dinero vendiendo tus imágenes. Sobre todo si consigues obtener fotos de muy buena calidad.

No necesitas ser un fotógrafo profesional, solo saber hacer buenas capturas y estarás listo para esto.

Tampoco necesitas invertir mucho tiempo, ya que puedes estar caminando y tomar fotografías para luego subirlas a una red de ventas como Fotodinerofacil.

Esta es una plataforma en línea donde puedes subir tus mejores fotos para venderlas a un muy buen precio.

Esta página hace de intermediario, ya que te permite llegar a las personas o empresas interesadas en adquirir tus fotografías, y simplemente dejan que los compradores te paguen directamente.

Lo bueno de este método es que es una forma realmente fácil (y también divertida) de generar ingresos pasivos: sólo tendrás que trabajar un poco en hacer buenas fotos, y luego subirlas a distintas páginas de venta de imágenes.

Después no necesitarás hacer nada más: cada vez que una foto tuya se venda, te ingresarán tus ganancias de forma automática en tu cuenta sin tener que hacer nada (de forma pasiva).

4. Escribiendo libros

Otra forma de generar ingresos pasivos es escribiendo libros o e-books. La mayoría de personas acude a internet para buscar información sobre algo en concreto, y si puedes hacer que llegue hasta ellos de forma fácil y comprensible, estarán dispuestos a pagar por ello.

Ahora los lectores prefieren ver y leer contenido que sea específicamente de la materia que buscan, sin desviarse demasiado y con coherencia.

Además, gracias a la tecnología, los libros físicos están dejando de ser llamativos. La comodidad de tener cientos de libros disponibles en tu móvil en cualquier momento hace que sean atractivos.

Teniendo todo esto en cuenta, puedes empezar a escribir un libro sobre un tema que conozcas, que domines a la perfección y que pienses que las personas pagarían por conocer.

Por ejemplo: estrategias de marketing, coaching, libros de autoayuda, finanzas, novelas, etc. Cualquier tópico o materia que pienses que a las personas podría gustarles.

La mejor manera de vender tus e-books es a través de Amazon Kindle, que es la plataforma de lectura en línea de Amazon. Aquí puedes publicar tus libros de manera gratuita en cualquier idioma y colocar el precio que creas correcto.

Eso sí, Amazon es muy exigente con los lineamientos para hacer la publicación en su portal. Por lo tanto, debes seguir al pie de la letra las exigencias de ellos para lograr publicarlo.

Esto puede parecer un poco difícil, pero con la ayuda de la Fórmula KDP, podrás publicar tus libros sin problema y obtener muy buenos beneficios gracias a la guía que ellos poseen.

Se trata de una fórmula infalible para aprender a publicar tus libros a través de la red Kindle y tener éxito con las ventas, para lograr la libertad financiera mientras las copias de tus e-books se venden las 24 horas del día, los 365 días del año.

Si te gusta escribir y siempre deseaste publicar tus libros, la Fórmula KDP te ayudará a ganar dinero vendiéndolos en la plataforma Amazon Kindle.

5. Rentando tu casa

¿Tienes una casa libre o una habitación que apenas utilizas? En vez de dejar que se acumule el polvo en ella, una estupenda idea sería rentarla para generar ingresos pasivos con ella.

Este es un método que muchísimas personas utilizan desde hace décadas: invierten en propiedades como apartamentos para después alquilarlas a otros, o utilizan la habitación que les queda libre en sus propias casas para rentarla de forma temporal.

La mejor manera hoy en día de conseguirlo es a través de la popular página Airbnb.

Es una plataforma de alcance mundial para el alquiler temporal de espacios, pueden ser habitaciones, apartamentos o casas. Los viajeros, sobre todos los minimalistas, pueden encontrar cualquier tipo de espacio según los filtros que elijan.

Airbnb te permite registrar tu casa de forma segura y rápida, con todos los detalles de la propiedad y las normas para el buen comportamiento y cuidados del espacio que alquilas.

Te permite contactar con los interesados, una vez estos te hayan escrito, y brindar información extra. Asimismo, tienes un calendario que indica los días en los que tu espacio ha sido alquilado y los que no.

Además, puedes fijar un precio según tu criterio.

Los pagos son muy seguros, a través de la plataforma de Airbnb. No recibirás el pago del alquiler hasta el primer día en que los inquilinos se hospeden en tu vivienda. Debes tener en cuenta que la plataforma se quedará con el 3% del total del alquiler.

De igual forma, la plataforma te asegura obtener un ingreso en caso de que los posibles inquilinos cancelen a última hora.

Es una muy buena forma de rentabilizar tu propiedad y hacer que sea una fuente adicional de ingresos pasivos.

6. Creando un podcast

Un podcast es un programa en audio o vídeo que trata sobre un tema específico, como una transmisión de radio. Normalmente, se publica de manera regular en una serie de episodios para hablar sobre una materia más general.

Este tipo de contenido está dirigido a una comunidad en específico, no para todo el mundo.

Por eso, si deseas crear un podcast, primero debes segmentar tu público objetivo, para asegurarte de llegar a las personas correctas.

Entonces ¿cómo puedes ganar ingresos pasivos con un podcast? Bien, al tener una sólida base de oyentes, puedes cobrar una suscripción a tu podcast, el cual trata sobre un nicho en particular, como pueden ser las aplicaciones móviles.

Esa suscripción es un costo mensual que recibes de manera recurrente y ayuda a mantener la calidad del podcast.

También hay otros podcasts que son vendidos por contener información muy especial y valiosa para las personas. Ambas son buenas maneras de generar ingresos pasivos con este medio digital.

Hace poco se lanzó el podcast Gananci Friday, al cual puedes acceder fácilmente en la columna de la derecha.

Como puedes ver, su formato es sencillo y puedes disfrutar del contenido mientras haces otras cosas. También lo puedes descargar para escucharlo cuando vas en el transporte, al gimnasio, sales a correr, etc.

Nada mejor que un podcast para compartir información valiosa con tus usuarios.

7. Haciendo marketing de afiliados

Una buena alternativa para ganar ingresos pasivos es con el marketing de afiliados; sin embargo, para que sea una actividad rentable, bien debes tener un medio con una gran cantidad de seguidores o invertir en publicidad online para generar ventas.

¿En qué se basa el marketing de afiliados? Aquí no tendrás que crear un ebook o un producto digital desde cero, simplemente promocionarás el producto de alguien más y ganarás un porcentaje de las ventas que consigas.

Por ello, los ingresos que percibas dependerán del tamaño de usuarios que sigan tu medio de comunicación, como un blog o tu página de redes sociales.

Por supuesto, también influye la calidad del producto, así que debes asegurarte de promocionar un buen producto.

Bien puedes aliarte con otros bloggers, o usar plataformas de afiliados como Amazon o Clickbank para encontrar aquel producto que tu audiencia compraría. En estas plataformas aparecerá cuál será el porcentaje de comisión que recibirás por cada venta.

8. Con un negocio de máquinas expendedoras

Todo el mundo ha usado una máquina expendedora alguna vez. Es como una tienda que no necesita empleados ni alquilar un espacio grande, sin mencionar todos el proceso burocrático que implica aperturar una.

Estas máquinas son un negocio sumamente rentable, y al mismo tiempo, una excelente forma de generar ingresos pasivos.

No obstante, requieren una inversión inicial mayor para la compra de las máquinas. También se necesita encontrar esos lugares ideales donde instalar tus máquinas, hacer acuerdos con tus proveedores y dueños del espacio.

Otro costo asociado sería de mantenimiento y el personal que se encargue de mantener el stock, en caso no desees hacerlo tú mismo.

Empieza buscando dónde sería un buen lugar para instalar estas máquinas, puedes empezar por empresas con más de 100 trabajadores o edificios que contengan oficinas, etc.

9. Vendiendo plantillas digitales

Muchas personas necesitan a diario diferentes plantillas para sus proyectos o trabajos. Ya sean plantillas de diseño web, de blog, un formato en excel, etc. El mercado es muy amplio.

Por supuesto, requiere un esfuerzo inicial crear cada plantilla, pero con su venta a lo largo del tiempo, las recompensas pueden ser mayores. Y seguirás ganando dinero con la venta de estos trabajos que realizaste una vez.

Si no te consideras un experto, puedes contratar a alguien que lo haga y crear un negocio digital con esto. Las posibilidades que internet te ofrece son infinitas, y los costos de entrada no son tan altos.

Tendrás que crear un sitio web donde colocarás aquellas plantillas que deseas vender. Te recomiendo empezar enfocándote en un nicho de mercado, por ejemplo, te puedes centrar en vender plantillas para planificar y medir el marketing por redes sociales.

También existen plataformas web que te dan la opción de vender este tipo de formato. Así consigues llegar a más personas interesadas.

10. Rentando automóviles

Con el auge de Uber y las aplicaciones de taxi, hay muchas personas que rentan un auto para prestar este servicio y generar un ingreso extra.

Si tienes uno o posees el capital para invertir en la compra de uno (o varios), puedes rentarlo y ganar un ingreso residual por ello.

Dependerá de tu localidad y la oferta que haya, debes investigar en cuánto tiempo puedes recuperar tu inversión y el costo asociado al mantenimiento del auto.

Incluso, si tienes la posibilidad, podrías alquilar varios autos y aumentar tus ganancias. Y todo esto sin necesidad de que seas tú quien trabaje, ya que tus vehículos serán los que trabajen por ti.

La renta de autos puede resultar en un negocio muy lucrativo si se realizan bien los cálculos. Lo mejor es que no requiere de mucha inversión de tiempo.

Cómo generar ingresos pasivos desde casa

Para generar ingresos pasivos desde casauna de las mejores formas que existen es vender productos digitales. Pueden ser productos que hayas creado tú, o que los haya hecho otro para promocionarlos tú con el marketing de afiliados.

Aprovechando los recursos que la tecnología pone a tu alcance, puedes crear tu propio negocio onlineque genere ingresos pasivos desde la comodidad de tu casa.

Lo bueno de los productos digitales es que se venden todos los días del año a cualquier hora, haciendo que ganes dinero en automático sin tener que trabajar en ellos.

Ya sea un pdf, videotutorial, plantillas, etc. Estos recursos digitales solo requieren un esfuerzo inicial y luego pueden generar mucho dinero por mucho tiempo. Incluso, son fáciles de actualizar.

Aquí te mostraré los pasos que debes seguir para empezar a hacer productos digitales que te generen ingresos pasivos y seguir creciendo.

 

Encuentra a tu público

Las personas no llegarán solas a ti. Empieza por hacer un blog o compartir contenido a través de las redes sociales, demostrando que eres un experto en el nicho que te estás enfocando. Debes compartir contenido de valor para crear confianza en tus lectores.

Algunos ejemplos de nicho son: marketing por redes sociales, bajar de peso, aprender guitarra, etc.

Colabora con otros blogs relacionados para que tu nombre llegue a más personas, especialmente con webs que tienen relación con tu nicho.

Poco a poco irás formando una base de lectores. Antes de venderles algo, debes atraer seguidores con un contenido de calidad, solo así podrán confiar en el producto digital que les vas a vender después.

Piensa en el producto que vas vender

Lo ideal es que averigües qué tipo de producto prefiere tu público objetivo.

Por ejemplo, si te vas a enfocar en el nicho del fitness, y apuntas a llegar a aquellas mujeres que desean ponerse en forma, podrías vender un videotutorial de rutinas de ejercicios en casa, ya que sería lo más práctico para ellas.

Tendrás que tomarte tu tiempo para crear un producto de calidad, para que aquellos seguidores que tienes, lo compren y compartan su testimonio con sus conocidos.

Otra alternativa es que inviertas en algún experto que tengas las habilidades para crear este producto por ti.

Establece los precios

Tu producto digital tendrá que tener un precio razonable.

Si el precio es muy alto para la mayoría de tus usuarios, puede que quieran comprarlo, pero no dispongan del dinero. Por otro lado, si es muy barato, puedes crear desconfianza sobre la calidad del producto.

Encuentra un balance donde también puedas obtener buena rentabilidad y ofrece métodos de pago accesibles.

Ten en cuenta todos los costos asociados con tu producto, tanto el mantenimiento de la web y el producto como el costo del esfuerzo inicial que te tomaste para elaborarlo.

Promociónalo en tu blog y redes sociales

No basta solo con publicarlo en tu sitio web o redes sociales, si realmente quieres ganar dinero con los productos digitales, tendrás que promocionarlos por diversos canales de venta y ver las respuesta del público.

De acuerdo a ello, podrás enfocar tus esfuerzos en aquellos medios que te traigan más ganancias y optimizar tu producto, después de todo, es fácil de actualizar.

Aquí también te servirá ser colaborador de otros blogs o sitios webs, así puedes promocionar tu producto en otros medios. También puedes usar plataformas como Amazon para llegar a más personas.

Mide tus resultados

Tendrás que evaluar si tus esfuerzos valieron la pena y qué tal fue su desempeño. Debes ver cuáles han sido los medios que más ventas te han traído y enfocarte en ellos.

Parte de medir tus resultados, tiene que ver con recibir el feedback de tu público. La opinión de aquellos que compraron importa bastante. Si ya vas teniendo un par de ventas, también tendrás que optimizar tu sitio web, para que reciba la mayor cantidad de visitas posible.

Puedes usar Google Analytics o cualquier otra herramienta para medir la interacción que los usuarios tienen en tu página, así como también cualquier otra información que te pueda ser útil para mejorar tu negocio.

Con estas métricas cuantificarás la interacción, cuáles son los contenidos más visitados y cuánto tiempo pasa el usuario en tu página.

Todo esto lo necesitas para saber qué le gusta a las personas del material que creas. Así sabrás qué no hacer para que se vayan y podrás optimizar tu sitio web en base a ello.

Mantente en contacto con tus clientes

Si llevas ya estás generando ingresos pasivos con algún producto digital, es muy probable que puedas desarrollar otro producto de interés para aquellos clientes que te compraron anteriormente, y así obtengas más ingresos.

Usa el email marketing y las redes sociales para mantenerte en contacto con ellos. Responde a sus inquietudes y comentarios, su feedback te ayudará a mejorar.

Debes crear una relación con ellos, así la próxima vez que les ofrezcas un producto, estarán más dispuestos a comprarte nuevamente.

Cómo generar ingresos pasivos reales

A diferencia de los negocios digitales, para crear un negocio “real” que te proporcione ingresos pasivosse requiere invertir un capital mayor, tanto de dinero como de tiempo, para obtener aquel activo que te generará este tipo de ingresos.

Una manera es creando una empresa, lo cual te llevará cierto tiempo para establecer y hacer que sea rentable. Además de lograr “delegarla” y se convierta en una fuente de ingresos pasivos.

Conocer el mercado es primordial antes de empezar tu negocio. No sirve de nada crear algo que no vayas a vender. Un estudio de mercado es obligatorio para conocer las necesidades del mercado donde vas a entrar.

Otra de las maneras más comunes y más rápidas, es comprando un activo que puedas rentar, como un auto, una casa, una garaje amplio, etc.

Para esto necesitas de un capital inicial para comprar el activo que vas a alquilar. Y para reunirlo necesitas tiempo e inversión. Si continúas con tu trabajo, a la espera de ahorrar para poder comprar ese bien, tardarás mucho tiempo en conseguirlo.

Una opción sería pedir un préstamo bancario y luego pagarlo con los ingresos que obtengas del alquiler. Pero, esto solo te permitiría ver beneficios luego del pago del préstamo más sus intereses.

La mejor posibilidad que considero ,sería la de invertir en el trading online una cantidad de dinero, y luego cuando hayas obtenido el retorno de inversión, utilizarlo para comprar el producto que vas a alquilar.

Cómo vivir de ingresos pasivos

Lograr vivir de ingresos pasivos no es tarea fácil. Como mencioné al principio, estos ingresos requieren cierto esfuerzo inicial de tiempo y/o dinero, ya sean físicos o digitales. Hay mucho trabajo detrás de ellos, y no es algo que se obtiene de la noche a la mañana.

Medir y optimizar tus ventas es algo que debes tener en cuenta al momento en que comiences a recibir tus primeros beneficios.

Debes tener constancia y saber que el camino al éxito de los ingresos pasivos puede ser largo.

Y es posible que se presenten inconvenientes que tendrás que superar a lo largo de tu carrera como emprendedor, por ejemplo: un blog que no dé resultados, malas inversiones, mala administración de tus recursos y muchas otras más.

Puede que hasta te desanimes al ver que no generas suficiente tráfico en tu web, o que no logras rentar tan rápido ese bien que has adquirido.

Eso significa que debes corregir ciertas cosas que estás haciendo mal, como la publicidad, la calidad de contenido, precios muy altos, etc.

Lo más importante para vivir de ingresos pasivos es diversificarse.

No puedes quedarte con un solo medio de ingreso debido a que el mercado siempre está cambiando. En cambio, si tienes varias entradas de dinero, en caso de que una falle, podrás contar con las otras.

Otro punto que debes tener en cuenta, es el de siempre enfocarte en tu audiencia y mantenerlos con expectativas sobre tus proyectos futuros. Esto es algo importante si quieres que tus negocios sean escalables y obtengas ingresos residuales de tu público.

Aquí me estoy refiriendo a los negocios digitales, puesto que son los que más necesitan optimizaciones constantes y mejoras mínimas que podrían significar todo o nada.

Con respecto a los negocios físicos, la proyección para proteger tu inversión es esencial. Debes tener una idea de cuándo podrás recuperar tu inversión y las ganancias que debes obtener.

Cuando se tratan de bienes para rentar, debes tener en cuenta aquellos costos de mantenimiento del activo y el tiempo de vida que tendrá, así tendrás un cálculo más preciso de la rentabilidad que puedes esperar obtener.

Por último, puede que los números no sean exactos, pero nunca fallan. Siempre debes mantener las cuentas de tus inversiones en ingresos pasivos.

Si realmente quieres vivir de este tipo de ingresos, establece un presupuesto para tu estilo de vida e invierte en distintos activos, de tal manera que la suma de ellos te proporcionen ese ingreso mensual que necesitas para ese nivel de vida que anhelas.

Ten en cuenta que llegar a vivir de ingresos pasivos puede tomar un buen tiempo. Sin embargo, sí es posible conseguir al menos una fuente de este tipo de ingresos en el corto plazo.

Solo es cuestión de creer en ti y ponerte a trabajar en torno a ese objetivo. Después de todo, obtener un ingreso extra cada cierto tiempo y sin mucho esfuerzo, no le cae mal a nadie.

No todo en la vida es trabajo, en algún momento no podrás trabajar en el oficio que realizas y necesitarás tener estas fuentes de ingreso para mantenerte.

La pregunta es si solo quieres sobrevivir o disfrutar de todo lo que el mundo tiene para ofrecerte. ¡Tú decides!

¿Cuál de estos métodos para generar ingresos pasivos vas a elegir tú? ¡Déjame tu comentario en la parte de abajo!

Un artículo escrito por Erick Copello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas