¿Cómo generar ingresos pasivos?

La mayoría de personas viven sin ingresos pasivos. Su situación siempre es alguna de estas dos:

  1. Trabajan 40 (o más) horas semanales: necesitan cubrir sus gastos y trabajan para otra persona 8-10 horas al día. No eligen qué hacer ni cuándo hacerlo.
  2. Tienen un negocio propio: los propietarios de negocios online y offline trabajan todavía más. Tienen que ocuparse de la empresa, de los empleados, de los clientes y de un largo etcétera de posibles problemas.

¿Y si hubiera otra forma de trabajar? Una forma de trabajar en la que el tiempo no es la principal variable. En la que el dinero entra en tu bolsillo sin que ni tan siquiera tuvieras que atenderlo.

Esa forma de trabajar se llama generación de ingresos pasivos.

Hay una frase que me encanta en el mundo del trabajo, y que dice: “No te vuelvas irreemplazable. Porque si no te pueden encontrar un substituto, tampoco te podrán dar un ascenso”.

Esta verdad también se aplica al mundo de los emprendedores. Para ti un ascenso podría significar el beneficio de ganar más trabajando menos. Me dirás que una vez que se gana cierto renombre, se podrán incrementar los precios sin perder ventas.

¡Cierto!

Pero tampoco puedes doblar tus precios cada año sin perder tus clientes, ¿verdad?

Siempre estamos en lo mismo: hasta que te quites del medio de cara a la generación directa de ingresos de tu negocio, éste tiene un techo natural (las horas que tu mismo puedes facturar) y además el crecimiento que vas a experimentar será más bien lento, porque en vez de preocuparte en generar más ingresos, estarás enfocado en entregar los servicios vendidos a tus clientes.

Entonces, ¿te interesa comenzar a generar ingresos desde casa de forma automática o prefieres seguir vendiendo tu tiempo a cambio de una tarifa por hora?

Si eliges la opción 1, sigue leyendo.

¿Qué son los ingresos pasivos?

Los ingresos pasivos son aquellos que se reciben sin necesidad de tu presencia física ni actuación directa. Es decir, son ingresos que requieren que pongas algo en marcha (vender un infoproducto, alquilar un local, cobrar derechos de autor…) y que una vez creados generan ingresos casi sin necesidad de que tengas que hacer nada.

En otras palabras, los ingresos pasivos engloban todos los ingresos que no requieren una participación activa de la persona (mejor dicho una participación minima), quedando a parte los ingresos de portfolio (dividendos, intereses financieros, etc..).

Por esa razón, si lo que deseas es ganar más dinero, trabajar menos y asegurarte una buena jubilación, pues ya va siendo hora de que empieces a crear vías de ingresos que no te demanden una gran dedicación.

Por ejemplo, en mi caso yo genero ingresos pasivos gracias a la venta de diferentes productos a través de mis embudos de venta, los cuales funcionan de una forma 100% automática con Facebook Ads y autoresponders.

Si estás comenzando con tu negocio o si ya tienes uno funcionando, cuanto antes te pongas a pensar en cambiar tu modelo de negocio hacia uno que requiera menos tiempo antes llegarás al grial de la libertad financiera. Y todo gracias a la generación de ingresos pasivos.

 

Y si hablamos sobre la “técnica” de generar ingresos pasivos, el sistema suele ser el siguiente:

  1. Crea o compra algo que pueda venderse sin apenas modificaciones: puedes crear un curso, libro, guía, producto o comprar una casa, invertir en activos, etc. Son elementos que, con un mínimo de mantenimiento (actualizaciones periódicas) generan ingresos de forma autónoma tras un trabajo inicial.
  2. Crea un embudo para atraer público hacia tu producto: salvo que estés en un modelo tradicional, para conseguir generar ingresos por Internet de forma pasiva vas a necesitar atraer personas hacia tu producto. Ahí puedes usar el blog, el guest posting, Facebook Ads, Adwords y mil herramientas más.
  3. Presta un mínimo de servicio al cliente: aunque sea pasivo, esto no significa que no tengas que atender a tus clientes. Salvo productos muy concretos, de vez en cuando tendrás que hablar con tu cliente o automatizar esa relación con un autoresponder.
  4. Actualiza tu producto: tu producto caducará tarde o temprano, sea del sector que sea. Está en tu mano actualizarlo y seguir ocupando tu cuota de mercado o dejarlo morir.

¿No parece difícil no?

Pues no te engañes, lo es.

Encontrar una idea para saber cómo conseguir ingresos extras de forma pasiva no es fácil, que nadie te diga lo contrario. Conozco más personas que se han estrellado intentándolo (tanto con sistemas tradicionales como invertir en activos como menos tradicionales del tipo crear un curso online) que personas que hayan triunfado.

Pero eso no quiere decir que no sea imposible.

Tipos de ingresos pasivos

Para comprender mejor el modelo, vamos a repasar los dos tipos de ingresos pasivos básicos, y también una tercera modalidad que si bien no es técnicamente un ingreso pasivo, sí se puede convertir en una estrategia clave para ganar más trabajando menos.

Ingresos residuales

Se trata de un ingreso que ocurre a lo largo del tiempo y que proviene del trabajo realizado una sola vez. Te doy algunos ejemplos para que lo comprendas mejor:

  • Un vendedor de seguros, que recibe una comisión anual cuando su cliente renueva la póliza adquirida anteriormente
  • Un representante de venta directa al que le pagan una comisión cada vez que su cliente directo vuelve a pedir un producto
  • Un profesor de aeróbica que produce un vídeo que se vende en diferentes gimnasios. Con cada venta, cobra comisiones
  • Un consultor de marketing que desarrolló un ebook sobre técnicas de venta y recibe una comisión con cada ejemplar que se vende por Internet
  • Un fotógrafo que pone sus imágenes en un catálogo digital de venta online (iStockPhoto o similar). Cada vez que un cliente se baja sus fotografías, recibe una comisión por ellas
  • El dueño de un restaurante o de un negocio, que logró crecer lo suficiente como para contratar a un gerente que se encarga de llevarlo adelante: lo ha creado, lo ha montado, y ahora que funciona, coloca a un gestor y recupera su tiempo para dedicarse a nuevos proyectos. El dueño puede seguir cobrando un sueldo, como servicios de consultoria / asesoría, y disponer así de una fuente de ingresos residuales

Pues bien, te darás cuenta de que son muchos y muy diversos los tipos de actividad que pueden generar un ingreso residual. Puede que te llegue dinero por nuevas ventas a los mismos clientes de siempre; puede que suceda que aparecen nuevos clientes.

Pero en uno y otro caso, no es necesario estar detrás del negocio (como puede suceder con la venta de ebooks), o simplemente puede demandar un pequeño contacto personal, como podría suceder con el vendedor de seguro, que una vez al año le recuerda a su cliente acerca de la renovación y le pregunta si quiere mantener la misma cobertura.

Fíjate qué distinta es esta modalidad del ingreso residual a la del ingreso recurrente, que define lo que sería un ingreso activo.

El ingreso recurrente es el que demanda que tú estés permanentemente activo, como podría ser un trabajo de consultoría, diseño gráfico, redacción, o cualquier otro tipo de servicio. Debes dedicar horas y horas, dia tras día, semana tras semana, para poder llegar a cobrar tus servicios a tus clientes.

Si bien esta modalidad de ingresos te ofrece una mayor estabilidad, ya que puedes tener una visibilidad clara de tus ingresos a corto/medio plazo, tiene en contra de demandarte horas de trabajo.

Estás vendiendo horas por dinero, y esto limita definitivamente tus ingresos a la capacidad personal de producción que tú tengasTu negocio tiene techo: el de tus horas disponibles a la semana. También tiene otro aspecto negativo, si estás enfermo o de vacaciones, ya no generas ingresos.

En ambos casos, la única forma de apalancar tu negocio será contratar a más personal con las consecuencias que tiene esto sobre los gastos fijos de tu negocio y tu tranquilidad personal.

Ingresos apalancados

Los ingresos apalancados te permiten aprovechar el trabajo de otras personas que generan ingresos para ti. Estos son algunos ejemplos de ingresos apalancados:

  • El autor de un ebook que vende su producto a través de uan red afiliados que se encargan de promoverlo
  • El gestor de un equipo de venta que recibe comisiones por los ingresos generados por la gente en su equipo
  • Un contratista que gana con un pequeño margen del trabajo realizado por subcontratistas
  • Lanzar una franquicia de tu modelo de negocio, para permitir a otros emprendedores montarlo en su ciudad

Como ves, aquí también hay diferentes modelos para diferentes tipos de negocios. Y fíjate que el ingreso apalancado puede también ser ingreso residual. Si logras la combinación de ambos, irás de buen camino.

Ingreso apalancado activo

Ésta es la tercera alternativa de la que te hablaba. Quizás se sale un poco del esquema de ingresos pasivos ya que te demanda tu participación de modo directo. Pero tiene lo bueno de que te permitirá generar más ingresos cuanta más gente atraigas. Por lo general, se lo logra con eventos convocantes como podría ser:

  • Un curso de formación o un seminario de especialización
  • Una conferencia o un convención
  • Un recital o concierto
  • Fiestas o eventos nocturnos

Naturalmente todos te demandan una participación directa, y si nunca has organizado un evento, descubrirás al hacerlo que son muchas horas de trabajo. Pero tu potencial de ingresos es mucho mayor que si trabajaras para alguien que te paga por hora.

Piensa solamente en llenar una sala de convenciones con mil personas que te pagan 20 euros la entrada para escuchar a un especialista, y verás que habrás cubierto perfectamente los costos de alquiler, promoción, seguridad y otros, e igual te quedarás con un buen margen. Quizás lo más sencillo para una empresa, para empezar con los ingresos apalancados activos es montar un curso de formación.

Cómo abrir un negocio online con ingresos pasivos

Bien, después de haber repasado la teoría, vamos a intentar aplicar estos modelos en el caso de un negocio online.

Como siempre me encanta coger como ejemplos a los negocios unipersonales de servicios. Así que si eres diseñador, programador, traductor, escritor, contable, etc… escúchame bien, porque te voy a listar 7 opciones muy concretas para generar ingresos recurrentes o apalancados:

  1. Vender tu propio ebook: producto 100% digital, venta online 24*7, 365 dias al año. Un complemento ideal para un negocio de servicios. ¿Que hacen los grandes chefs en el sector culinario? Escriben un libro ¿verdad? Pues tú copiales, escribe tu libro electrónico. Yo lo hice y no me fue nada mal.
  2. Lanzar una comunidad de pago: se trata de un ingreso residual y apalancado. Fija una cuota mensual y busca vender suscripciones. Por supuesto, el valor de los servicios que vas a prestar a esta comunidad online es la clave al vender tus subscripciones. Puedes comprobar cómo funciona en la Tribu.
  3. Vende plantillas/herramientas: los diseñadores puede reciclar facilmente diseños realizados para un cliente, y cambiando el Look & Feel, venderlos como plantillas en mercados online dedicados a este tema. Ingreso apalancado. Vilma lo hace muy bien con su librería.
  4. Vender tus desarrollos como producto: el mismo modelo que el anterior, pero para un desarrollador. Existen muchos gestores de contenidos – o CMS en ingles – con comunidades suficientes para vender productos. Empieza por WordPress, Joomla y Drupal. Desarolla un plugin o un módulo, y ofrécelo a la comunidad. Puedes cobrar por soporte o documentación, o tener una versión más avanzadas de pago o recibir ingresos por servicios de personalización más avanzados. Otra vez, en muchos casos, si empiezas un proyecto cliente con la idea de apalancar tu trabajo, te será mucho más fácil sacar algo de esta estrategia. Tienes miles de ejemplos en Themeforest.
  5. Formación online: otro producto apalancado 100% automatizado. Mucha gente está dispuesta a comprar una formación online si aporta un valor inmediato. El hecho de poder formarse a la hora que uno quiere cuando quiere es un beneficio muy tangible. Omar de la Fuente y su curso de WordPress con Genesis es un ejemplo perfecto.
  6. Monta un directorio online: aunque en la actualidad los grandes directorios parecen haber quedado algo obsoletos, todavía existen muchos nichos mal cubiertos donde un directorio de oferta/demanda de empleo y de anuncios seguirá teniendo un gran valor.
  7. Vende tus podcasts: un complemento ideal al punto nº1. Apalancas el mismo contenido y otro formato (mp3) y lo vendes en otros canales (iTunes / directorios de Podcasts). Los Podcasts están explotando en España. No perder el tiempo mientras manejas el coche o haces deportes en el gimnasio se está poniendo de moda. Piensa en ello, porque yo no he perdido el tiempo y ya he montado el mío (Podcast de Emprendedores Knowmadas D.I.Y.).

Cualquiera de estas 7 opciones son ideas de negocio con futuro que puedes comenzar a construir hoy mismo o que pueden servirte para el proceso de generación de otras ideas alternativas para tu negocio.

Como ves yo trato de darte soluciones a bajo coste y sin necesidad de un gran capital. Sí, sé que las formulas clásicas como invertir en activos y en Bolsa o alquilar una casa es más fácil, pero necesitas una inversión demasiado alta para comenzar.

Los beneficios de los ingresos pasivos

Bien, ¿y qué tienen de bueno los ingresos pasivos? ¿Por qué son tan codiciados y cuáles son los motivos por los que atraen tanto a los bloggers? Pues por tres motivos muy simples:

  1. Se gana más trabajando menos: nadie quiere trabajar 40 horas al día toda la vida. Si existe una forma de ganar lo mismo trabajando la mitad, esa será la que desearemos. Y eso es lo que se consigue con los ingresos pasivos: generar ingresos aunque estés sentado en el sofá de tu casa viendo la televisión.
  2. Oportunidad para crear tu propio lifestyle: seas trabajador por cuenta ajena o freelance, si ofreces servicios estarás “atado” a unos horarios, plazos y clientes. Con los ingresos pasivos, si los has creado de la forma adecuada, puedes elegir cómo vivir, dónde vivir y qué hacer con tu vida. No estás atado a nada ni a nadie.
  3. Libertad: más allá de crear tu propio lifestyle, los ingresos pasivos te dan la libertad de no tener que responder ante otros salvo tus propios clientes.

Los tres beneficios están muy relacionados con vivir “sin ataduras” y viviendo la vida que uno realmente quiere. No hay más. Aunque no vayas a poder vivir sentado mirando tu cuenta bancaria crecer, sí que podrás obtener una libertad que ningún empleado por cuenta ajena puede llegar a tener.

Si lo que deseas es ganar más dinero, trabajar menos y asegurarte una buena jubilación, pues ya va siendo hora de que empieces a crear vías de ingresos que no te demanden una gran dedicación.

Ahora es tu turno. Te toca sentarte y empezar a investigar cuál es el ingreso pasivo que te permitirá pasar más tiempo con tu familia, coger vacaciones cuando quieras, vivir en Japón si te apetece o simplemente estar sentado generando ingresos desde casa sin hacer “casi” nada.

¿Estás preparado para abandonar la clásica jornada laboral de 40 horas semanales? “Solo” tienes que abrir un negocio con futuro o crear un producto que genera ingresos pasivos.

Cuanto más tardes en crearlo, más dinero estarás perdiendo. Olvídate de ser un esclavo del reloj y de tu horario y comienza a ver como el dinero entra en tu bolsillo sin que tú siempre tengas que estar trabajando.

Tienes la respuesta a cómo conseguir ingresos extras, ahora te toca a ti decidir si seguir trabajando por cuenta ajena o vendiendo tus horas es la solución. ¿Qué vas a decidir?

Un artículo escrito por Frank Scipion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *