>>>>Cargando... ESPERE>>>>>
Ingresos en linea

Cómo jubilarte en una década

Hace cinco años, el Gobierno prometió enviar una carta a la casa de todos y cada uno de los españoles con el cálculo de nuestra futura jubilación.

¿A ti te ha llegado…? Nosotros tampoco la hemos recibido.

Y, ¿sabes por qué tu gobierno no te informa sobre la edad a la que podrás jubilarte? ¿Sabes por qué no quieren que sepas el importe de la pensión que te corresponderá cuando te jubiles…?

Porque a ningún gobierno le interesa reconocer lo que llevamos diciéndote desde que fundamos el Instituto Pensamiento Positivo: ¡QUE NO VAS A PERCIBIR NINGUNA PENSIÓN DE JUBILACIÓN!

O mejor dicho: ni éste ni ningún otro gobierno estará en disposición de garantizarte una prestación cuando cumplas 65, 70, 75 u 80 años… Y, si lo hiciera, sería tan exigua, que a duras penas podrás sobrevivir si no cuentas con ninguna otra fuente de ingresos. Así de claro.

Como expone Raimon Samsó en su libro Adelanta tu jubilación: “la perspectiva futura no es nada esperanzadora: o bien no cobrar ninguna pensión (si no se acometen las reformas del sistema) o cobrar un mínimo (pero muy mínimo, de subsistencia, si se reforma el sistema actual)”.

Si echas un vistazo a las estadísticas, los números hablan por sí solos: el sistema de pensiones español se dirige al colapso.

  • La natalidad cae a plomo.
  • Los jóvenes se incorporan cada vez más tarde al mercado laboral.
  • Tasas de paro no ya elevadas, sino crónicas.
  • Posibilidad de jubilación prematura a los 63 años con una esperanza media de vida de casi 90 (¡pudiéndose dar casos de personas que van a cobrar pensión de jubilación un número de años equivalente a los cotizados durante su vida laboral!).
  • Retiro inminente de la generación del baby boom.
  • Ausencia de medidas que reformen el sistema de pensiones a fondo.

SÉ TU PROPIO MINISTRO DE ECONOMÍA

Primera idea que debes tener clara: si tienes 40 años o menos necesitas un plan B. El gran problema es: ¿qué se está haciendo a nivel particular para garantizar el nivel de vida después de la jubilación? Respuesta: Poco o nada. No existe tal plan. Ni bueno ni malo…

Lo que intentamos decirte es que millones de personas esperan una solución financiera que proceda del Estado para la última etapa de sus vidas. Casi nadie está haciendo lo que tendría que hacer: diseñar su plan para poder retirarse. Todo el mundo desea una “jubilación dorada”, pero muy pocos tienen un plan para conseguirla. Y se limitan a seguir soñando (o rezando).

Segundo mensaje fundamental: cuida de ti (¡porque nadie más lo hará!). En el mejor de los escenarios, el Estado apoyará a aquellas personas con manifiesta incapacidad o exclusión social. Casos extremos. Pero el resto deberemos tirar del carro de nuestra economía y también contribuir a la común.

La tercera idea fuerza (¡y la gran noticia!) es que está en tu mano no sólo retirarte, sino elegir cuándo jubilarte y con qué dinero. Sí, sí, has leído bien: si decides dejar de soñar (o rezar) y convertirte en tu propio ministro de economía en apenas 10 años podrías jubilarte.

¡Que sí…! Que has leído bien: dentro de 10 años podrías disponer de unos ingresos pasivos asegurados y así podrías jubilarte incluso antes de cumplir la edad legal para hacerlo.

¿QUIERES QUE TE CONTEMOS CÓMO…?

Lo primero que necesitas, tanto si deseas disponer de unos ingresos que te garanticen al menos el mismo nivel de vida que tienes hoy, como si deseas adelantar tu “jubilación dorada”, es tener claras dos cosas:

1. De cuánto patrimonio, o de qué nivel de cash flow (¡ojo que son dos cosas distintas!) precisas para poder asegurarte una plácida jubilación.
2. En cuánto tiempo te vas a proponer conseguirlo.

Si eres capaz de calcular (y sobre todo de comprometerte con) estos dos factores, te garantizamos que ya tendrás más de medio camino recorrido.

A partir de aquí necesitas CREAR UN SISTEMA. Así en mayúsculas. Y, ¿sabes por qué…? Porque esta es la clave: aprender un nuevo idioma. El idioma de la Abundancia.

Aprender este nuevo idioma sólo requiere (de nuevo) de información, tiempo y constancia. Estos son dos pilares fundamentales en todo esto. Los alumnos del Instituto Pensamiento Positivo hablan el idioma de la Abundancia de una forma cada vez más fluida.

Por el momento déjanos que te enseñemos las cuatro primeras palabras de este nuevo idioma que necesitas aprender a hablar para jubilarte:

  • Pasivo: dícese de todo aquello que saca dinero de tu bolsillo.
  • Activo: aplicable a toda inversión que mete dinero en tu bolsillo.
  • Cash flow: cantidad de dinero en efectivo que entra en tu cuenta bancaria mensual o anualmente.
  • Independencia financiera: estado de gracia que se alcanza cuando tus activos financieros te suministran al menos un euro más (cada mes o cada año) de lo que cuesta tu estilo de vida.

SÚMATE AL NUEVO PARADIGMA

Si lo que lees te resuena (o simplemente te mola). Te invitamos a que te incorpores a un nuevo paradigma emergente desde el que contemplar la abundancia, la vida y la economía. Queremos ofrecerte las ideas y las claves prácticas no sólo para ganar dinero, sino para hacerlo de una forma significativa, responsable, feliz y en sintonía con tus talentos y valores.

El Equipo de Instituto Pensamiento Positivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.