Cómo Transformar Tus Habilidades en Dinero Extra | Teletrabaja.me
>>>>Cargando... ESPERE>>>>>
Ingresos en linea

Cómo Transformar Tus Habilidades en Dinero Extra

¿Cuántas veces has tenido la sensación de que no encuentras la idea perfecta para ganar dinero?

¿Cuántas veces la falta de recursos te ha limitado de iniciar un negocio propio?

Seguramente te ha pasado muchas veces y es más común de lo que imaginas. Por eso, hoy te comparto algunas ideas útiles que te ayudarán a ganar dinero extra poniendo a funcionar lo mejor que tienes: tus conocimientos y habilidades.

La buena noticia es que todos, sin importar el nivel de estudios que tengamos, hemos sido dotados con distintas habilidades o valiosos conocimientos que a lo largo de los años hemos adquirido y que podemos explotar perfectamente bien para nuestra superación personal y financiera.

Ocurre que muchas veces las presiones o la falta de tiempo pueden impedirnos aprovechar esos recursos con los que contamos para generar ingresos adicionales que nos ayuden a pagar nuestras deudas, el estudio de nuestros hijos o bien la letra de nuestra casa.

Lo mejor de todo, es que con disposición de trabajar y una buena dosis de creatividad podrás hacer muchas cosas que transformen esas habilidades en pequeños negocios.

Guía Para Convertir Tus Habilidades En Dinero Extra

 

  1. Identifica algún oficio que sepas hacer. ¿ Qué es lo que mejor sabes hacer ? Eres acaso electricista, carpintero, piloto, pintor, maestra o tal vez cocinera.

    ¿Qué es lo que te gusta hacer y que con un poco de empeño podrías convertir en un ingreso extra? La respuesta podría parecer obvia, pero un primer paso básico en este proceso es identificarlo y tomar la decisión de explotar ese oficio en el que ya eres experto.

  2. Piensa que conocimientos podrías explotar. Similar al anterior pero un poco más intelectual. ¿Aprendiste alguna vez a reparar celulares, tal vez sabes como hacer instalaciones especializadas, sabes administrar una bodega o simplemente conducir una motocicleta? Define claramente a que conocimiento valioso puedes sacarle provecho.
  3. Prepara un plan. Una vez que decidas que es lo que puedes hacer para ganar dinero extra, el siguiente paso es elaborar un plan.

    Un plan tiene que ver con poner tus ideas en papel y programar fecha para cada una de las actividades que representa. Si deseas combinarlo con tu empleo actual, tendrás que establecer ciertos horarios o días en los cuales podrás ofrecer tus servicios. Analiza tu tiempo y determina con exactitud cuánto puedes dedicar a tu actividad extra. Incluye en tu plan una lista de servicios que puedes ofrecer.

  1. Establece tus precios. Escribe en una hoja la lista de servicios que puedes ofrecer y los precios ya sea por servicio, por hora o bien por tarea dependiendo del oficio que tengas. Si eres un pintor, establece cuánto puedes cobrar por metro cuadrado, si eres un instructor establece tu precio por hora de curso impartido, y si eres piloto, establece tu precio por kilómetro recorrido.

    Aunque suena fácil, establecer el precio de tus servicios es fundamental pues recuerda que si tus servicios son muy caros, nadie te contratará y si son demasiado baratos, sentirás que no te trae cuenta. Te recomiendo establecer al inicio un precio promedio de mercado que te permita competir con la calidad de tu trabajo.

  2. Promociona tus servicios. Como cualquier pequeño negocio necesitas dar a conocer tus servicios. Esto no tiene porque tener un gran costo y no me refiero a publicidad sofisticada. Comienza con algunos volantes que puedes imprimir y fotocopiar en cualquier cibercafé cercano y repártelos en tu zona o bien en los lugares donde potencialmente puedas encontrar clientes.

    Entrégales a tus prospectos tarjetas de presentación así como a tus amigos, conocidos, vecinos y familiares para que te ayuden a encontrar clientes. Cuéntales que estás iniciando tu propio negocio y que deseas darte a conocer. Ten por seguro que pronto recibirás las primeras llamadas. Si es necesario y factible elabora un catálogo con fotos y descripción de tus trabajos o productos para mostrarlo a tus posibles clientes.

  3. Comprométete a cuidar la calidad de tu trabajo. La clave del éxito para todo negocio es garantizarle a tu cliente total satisfacción y para ello se requiere un gran compromiso y un enorme deseo de crecer.

    Servir es la palabra que define la actitud de un hombre o mujer exitosa. Si tu trabajo es excelente y tu cliente lo percibe así seguramente te recomendarán y pronto tendrás más clientes potenciales. No escatimes esfuerzo en un servicio extraordinario y sin lugar a dudas verás el fruto traducido en dinero extra.

  4. Ofrece siempre valor agregado. Si preparas platillos o meriendas, ofrece siempre algún pequeño postre extra. Si eres un mecánico de autos, entrega los vehículos lavado y aspirados. Si eres una estilista, ofrece siempre un periódico o revista a tus clientes. Si cuidas niños, ofrece a los padres una llamada extra durante la mañana para contarles que todo esta bien. Dar a tus clientes más de lo que esperan se llama valor agregado y es la mejor fórmula para el éxito en los negocios.
  5. Reinvierte un porcentaje de tus ganancias. Al principio, tu serás el único y el mejor empleado de tu empresa. Pero esto no debe ser así toda la vida.

    La única forma de asegurar un crecimiento es reinvirtiendo un porcentaje de tus ingresos extras para hacer crecer tu negocio. Puede ser un 5% o 10% o si quieres hasta un 15%, pero siempre debes invertir ese pequeño porcentaje en herramientas, publicidad, capacitación personal, etc. Esta es la estrategia perfecta para multiplicarte.

  6. Se paciente. La paciencia es la madre de la sabiduría. Sumamente importante. No pretendas formalizar tu empresa en tres meses. Y mucho menos comprarte un auto nuevo en un año.

    Si trabajas con esfuerzo y esmero, seguramente en algunos meses hayas acumulado capital suficiente para dar el paso de formalizar tu negocio. Aún si no es así, no te apresures. Tomar decisiones precipitadas, podría lanzar por la borda los valiosos esfuerzos que estés realizando por construir una pequeña empresa.

    Se paciente y espera que la bola de nieve comience a rodar y pronto no podrás detenerla. Se mesurado con los gastos y generoso con los servicios y el valor agregado.

  7. Haz alianzas con tus colaboradores. En el camino, busca alianzas con otros comerciantes o empresarios como tú que puedan brindarte ayuda e intercambio de trabajos.

    Por ejemplo, si eres un carpintero podrías asociarte con un tapicero para hacer algunos muebles. Si sabes hacer mantenimiento de computadoras podrías asociarte con algún programador para ofrecer soluciones de problemas a tus clientes. Si eres fotógrafo, podrías asociarte con alguna empresa de eventos para realizar trabajos en conjunto. Tu único límite es la creatividad.

Un artículo escrito por Edwing Amaya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.