Criptomonedas y Hacienda: todo lo que necesitas saber

¿Nuevas tecnologías, nuevas regulaciones? ¿Qué sucede si has obtenido ganancias por tus inversiones en criptomonedas? ¿Va a venir Hacienda a penalizarte si no dices nada? En éste artículo vamos a definir claramente cual es el camino a seguir en esta situación. Ante el desconocimiento, no son pocas las personas que no saben cómo se declara o tributan los beneficios.

Si eres de los que has ganado sumas cuantías de dinero esto te interesa. Hacienda por ahora, no tiene “del todo claro” que terminará haciendo. Pero existen regulaciones que sí afectan de forma directa, lo que no habría que relajarse. ¡Que no cunda el pánico! Aunque si más no, existen 4 años de prescripción fiscal, y en vistas de que casi todos los beneficios se han marcado en menos tiempo, a Hacienda no le corre tanta “prisa”. Pero habrá que estar pendiente, sobretodo porque a mayor cantidad, multas más grandes. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber.

Ante la duda, declara, pero hay que tener en cuenta, cómo se ha obtenido el beneficio. No es lo mismo quién comprara Bitcoins cuando se empezaba a hablar de éstos y ahora tiene un patrimonio muy grande, a quién los compró cuándo estaban más caros, etc. Tampoco es igual la situación de aquéllos que han invertido haciendo 2 o 3 operaciones anuales, a los que han hecho un trading intensivo y hasta acumulan miles de microoperaciones. Vayamos paso por paso.

Las criptomonedas no son consideradas dinero ni producto financiero

Para Hacienda, las criptomonedas no son consideradas una divisa/moneda. Son un medio de pago, pero que no se puede calificar de legal. Por eso mismo, recaen bajo el epígrafe de otros efectos comerciales.

No se declara IVA

Comprar y vender criptomonedas son considerados actos empresariales. En consecuencia, y por la Ley de IVA, estarían sujetas a pagar éste impuesto. A su vez, una directiva Europea declara que no están sujetas a pagar el IVA todas las operaciones sujetas a otros efectos comerciales. Por lo tanto, a pesar de que por actividad empresarial, habría que declarar IVA, queda a su vez exenta por ésta normativa Europea.

Los Bitcoins tienen la consideración de activo intangible

Los activos intangibles son bienes que poseen las empresas, pero que no pueden ser percibidos físicamente. Ejemplos de ellos serían las patentes, derechos de autor, licencias de explotación, franquicias, dominios de internet o cómo es éste caso, las criptomonedas. Al no ser consideradas monedas, ni productos financieros, hace que los lugares de intercambio o plataformas para operar con criptomonedas no estén obligadas a entregar a la administración pública nuestras operaciones. Es decir, no se regirían por la misma legislación que sí se mueven los bancos, al tratarse de otro tipo de activos.

Algo que sí ha sucedido en EEUU es que un juez ha dictaminado que no es intrusismo la petición de información por parte de la agencia tributaria de un país. Por ahora, y que sepamos, no es algo que haya ocurrido en España. Según los expertos y de ocurrir en España, si los intercambiadores entregaran esta información a Hacienda, estarían rompiendo su secreto profesional. En consecuencia, se les podría penalizar.

¿Entonces se declara o no?

Por ahora, y al no tratarse de dinero, los intercambiadores no se regulan por las normas financieras ni bancarias según el Banco de España. Así que por ahora, Hacienda no sabe si tienes muchas o pocas criptomonedas. No obstante, es algo que está sobre la mesa. Más pronto que tarde se regulará. Y allí es dónde los expertos recomiendan que hay que declarar tanto si ganas o pierdes con tus operaciones.

¿Cómo se declaran las compras y ventas?

Declarar las operaciones de criptomonedas a euros, es recomendable. Lo que sí sería obligatorio, es el de las operaciones entre criptomonedas. Por ejemplo, si tienes Bitcoins y los cambias a Litecoins, y luego compras Ethereums, etc. En éste caso, teniendo las leyes del IRPF presentes, los beneficios o pérdidas tributarían como una permuta de activos intangibles. Es decir, el intercambio de una cosa por otra sin mediación de dinero.

No todas las personas operan de la misma manera. Y cada operación supone añadir una hoja en la declaración de la renta. Por eso, cuando se hacen muy pocas operaciones al año, ante la posibilidad de dejar rastro, no pasa nada por añadir unas pocas hojas. El problema radica en cuanto se hacen muchas operaciones, cómo en el trading, y que a veces se tratan de plusvalías minúsculas. Hacienda, está siendo un poco flexible, al entenderse que se puede perder información por el camino. Pero algo que se empieza a estudiar, es el de aplicar como un “canon digital” en cada operación y solventar este problema. Algo parecido al sobrecoste cuándo se compra un producto con derechos de autor, cómo un libro o un CD de música.

Hacienda se encoje de hombros

Hacienda todavía no ha hecho sentencia al respecto. Nadie en la Agencia Tributaria ni los inspectores dicen saber realmente qué se acabará haciendo con el tema de las criptomonedas. Sin embargo, existen paralelamente rumores de que Hacienda sí sabe cómo va a reaccionar y dirigir el tema. Aunque no haya hecho nada oficial por el momento. El aura de misterio se enmarcaría pues dentro de una regulación que debe encontrar una especie de consenso internacional. Muchos países están trabajando para ver cómo abordan el tema.

El Modelo 720

El Modelo 720 se emplea para declarar bienes en el extranjero por valor superior a los 50.000 euros. Es de carácter informativo, por lo que no hay que pagar impuestos por ello. A su vez, la geolocalización de las criptomonedas no estaría determinada, por lo que Hacienda nuevamente no ha hecho oficial su postura al respecto.

La Minería de Bitcoins, una actividad económica

Existen varios flecos entorno a las criptomonedas. Una que parece ser estar bien determinada, es el de los mineros. Si eres de los que has obtenido un rendimiento económico por la minería, se entiende que se ha generado una actividad económica. Esta actividad tributa de manera diferente al resto de actividades relacionadas con las criptomonedas, y no está exenta de tributar.

Lo primero que debería hacer el minero, es darse de alta como empresario, pagar la cuota de autónomo. Algo extendido es que, si uno no llega al mínimo de salario interprofesional uno puede quedarse exento. Pero lo cierto es que Hacienda no incluido esta excepción de forma oficial, o almenos que tengamos conocimiento. Lo único cierto es que la actividad quedaría exenta de pagar el IVA, cómo anteriormente hemos comentado.

La tributación en la minera

La minería de Bitcoins se incluye en el IRPF dentro del apartado de actividades económicas. Todos los beneficios que se han logrado deben ser declarados. Pueden deducirse del beneficio todos los gastos soportados, tales como la energía, la compra de equipos o demás suministros.

Conclusiones

Hemos visto que dependiendo cuál sea nuestro camino para obtener beneficios gracias a las criptomonedas, deberemos declarar de una forma u otra. Poco a poco, la legislación va adaptándose y la Agencia Tributaria va definiendo cada parámetro según la función o vínculo que hayamos tenido. Por ello, será importante determinar que tipo de relación hemos tenido con las criptomonedas. Cada una tributará de forma diferente. Y cómo no, por recomendación y obligación del contribuyente, declarar que movimientos se hayan ido realizando.

Vía: Criptolog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas