Hacienda pone la lupa sobre el Bitcoin y pide datos a 60 entidades españolas

El fisco vigila de cerca las criptomonedas, por lo que ya ha comenzado a solicitar información a 60 entidades españolas. Hacienda enviará requerimientos a intermediarios, empresas que admiten pagos con criptomoneda y entidades financieras.

Las divisas virtuales no pasan desapercibidas para la Hacienda española, que ha lanzado finalmente su plan para controlar el Bitcoin y las restantes criptomonedas. Según revelan fuentes de la Agencia Tributaria, la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) ha impulsado esta semana el envío de requerimientos de información a 60 entidades de tres tipos distintos para decidir si abrirá inspecciones y procedimientos de investigación y control sobre el sector, teniendo en cuenta su incidencia fiscal. Con esta solicitud el propósito de la AEAT es acceder a información adicional

Los requerimientos afectan a tres clases entidades: entidades financieras, intermediarios -entre los que se incluyen casas de cambio, pasarelas de pago y entidades vinculadas con cajeros automáticos- y compañías que admiten las criptomonedas como método de pago.

El plan de inspección señalaba que “la utilización por el crimen organizado de la internet profunda, o deep web, para el tráfico y comercio de todo tipo de bienes ilícitos, así como el empleo de criptomonedas tipo bitcoin o similar como medios de pago, es uno de los desafíos más exigentes en la actualidad. Para afrontar esta amenaza, se potenciará el uso por las unidades de investigación de la Agencia Tributaria de las nuevas tecnologías de recopilación y análisis de información en todo tipo de redes”-

Además, desde la Agencia Tributaria apuntan que han reclamado información a 16 entidades financieras sobre cuentas abiertas en el extranjero por algunas casas de cambio de estas criptodivisas. Dichas compañías requeridas tienen sede social o sucursal en España y la AEAT solicita datos sobre cuentas que sean origen o destino de transferencias desde casas de cambio de criptomonedas. En concreto, la información alude a la titularidad de las cuentas, número e importe de los cargos y abonos de esas cuentas y a la identificación de tarjetas vinculadas con esas mismas cuenta.

Las casas de cambio y cajeros también están en el punto de mira. En el caso de los primeros, además de sobre su actividad, Hacienda exige a esta decena de intermediarios información sobre compradores y vendedores así como importes en euros de transacciones de criptomonedas, tipo de cambio y comisionesaplicadas en euros. A los cajeros les solicita contratos de arrendamiento y gestión, facturas relativas al funcionamiento del cajero, importes medios mensuales de compras y ventas distinguiendo medio de pago, y detalle de las operaciones realizadas.

Para terminar, las cuarenta compañías que aceptan el pago online en Bitcoin y otras criptodivisas deberán aportar al fisco datos sobre la facturación, el porcentaje del total, facturas y tiques pagados con monedas virtuales, identificación de clientes, criterios con los que los contabiliza o tipo de cambio aplicado.

Fuente | Expansión/El Confidencial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas