>>>>Cargando... ESPERE>>>>>
Divisas y Monedas

Las criptomonedas son una burbuja: ¿Qué vendrá después?

Las criptomonedas son una burbuja. Pero, ¿Qué es lo próximo que ocurrirá? Reflexionamos sobre este tema.

Jamie Dimon, consejero delegado de JP Morgan, aseguró hace unos días que bitcoin era un fraude durante un evento organizado por Barclays. De hecho, llegó a compararlo con la burbuja de los bulbos de tulipán del s. XVII.

Esta crisis se hizo muy famosa aunque apenas duró cuatro meses, haciendo que hasta Alicia Vikander protagonizase una película sobre ello.

Sin embargo, y aunque estés de acuerdo con las afirmaciones de Dimon, es un poco más complicado que todo eso. Puede que pienses que la gente no puede ir por ahí “inventando su propia moneda”, pero desde luego lo que no puedes creer es que esta crisis del Bitcoin es el final de la misma. De hecho, es sólo el principio de su historia, y te explicamos por qué.

Actualmente hay 121.000 millones de dólares en bitcoins, que es el equivalente a la capitalización de mercado de McDonald’s.

En resumen, es una moneda que, aunque virtual, debemos tener en cuenta y no podemos limitarnos a obviar cuando hablamos de valores y mercados financieros.

De hecho, China ve las bitcoins como una amenaza inminente y el pasado martes la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido emitió una concisa advertencia sobre las ofertas iniciales de monedas (ICO), a lo que le siguió un comentario similar del regulador del mercado de Hong Kong.

En este sentido, hemos de decir que Dimon tiene razón en que hay una burbuja especulativa alrededor de los precios de las criptomonedas. Prueba de ello es que las Bitcoin aumentaron su valor hasta ocho veces en 2016.

Y con esto nos remitimos a la crisis de los tulipanes, ya que la conclusión fácil de ambas es que siempre hay alguien que esté dispuesto a pagar más por una criptomoneda o, en el caso de los tulipanes, por una flor.

Pero, ¿Qué podría salir mal? Por una parte, el riesgo principal de las criptomonedas es que podrían ser prohibidas en todo el mundo, y es un pensamiento muy concurrido entre sus detractores.

Sin embargo, eso no va a suceder. Dado que sería necesaria una ley global para ello. El tipo de homogeneidad y concilios necesarios para dicha ley son imposibles a día de hoy en el Internet que conocemos.

Entonces, ¿Qué es lo preocupante? Lo cierto es que las criptomonedas aportan valor como divisa supranacional al no estar controladas por los organismos reguladores, y los mecanismos tradicionales tienen miedo a que este mecanismo automático permita que la gente coopere en cualquier parte del mundo.

Pero eso sí, aunque las monedas virtuales van a contribuir a cambiar el mundo, lo que está claro es que no será de la noche a la mañana.

Escrito por Ana Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *