>>>>Cargando... ESPERE>>>>>
Divisas y Monedas

Mis 5 consejos secretos para administrar mejor tu dinero

No es nada fácil ganarte el dinero. Para conseguirlo, tienes que trabajar duro cada día para que al final de cada semana o mes, puedas cubrir tus gastos y dar a tu familia la vida que se merecen.

El problema que comúnmente debes presentar, es que no te alcance el dinero para todo lo que quieres gastar.

Cuando le preguntas a alguien cómo administra su dinero (y estoy segura de que incluso tú eres así), se dedican únicamente a hacer las compras que necesitan y algún que otro gusto pero casi nunca llevan un registro de sus gastos.

Desde que era pequeña, mi papá me enseñó cómo administrar mi dinero cuando creciera ya que como dice él y muchos “el dinero no es eterno” y si quieres que realmente te rinda debes saber administrarlo.

Sé lo que es vivir corta de dinero a fin de mes, por eso llegó un momento en el que me dije a mí misma “tengo que comenzar a administrar mejor mi capital”.

Muchas veces, me había sentido desesperada o incluso molesta porque mi dinero no me alcanzaba para lo que yo quería sólo porque no supe cómo administrarlo.

Y estoy segura de que tú también, alguna vez, has debido sentir esa sensación, esa frustración, más veces de las que te gustaría.

Quizás te hayas preguntado qué hacer, cómo puedes vivir sin gastar mucho dinero, y lograr que el sueldo que tienes sea suficiente para todas las cosas que quieres conseguir en esta vida.

Lo cierto es que en realidad eso es más fácil de lo que piensas: todo depende de la administración, en especial de la estrategia que utilizas para hacerlo y lo que necesitas saber para lograrlo.

Así que aquí quiero mostrarte varias formas en las que yo administro mi dinero, desde cómo consigo aprovechar mejor el sueldo del mes, hasta varios consejos que me han ayudado a hacer crecer mi capital.

Cómo vivir sin gastar mucho dinero

Si quieres vivir sin gastar mucho dinero todo se resume en esto: ahorra y gasta en lo necesario.

El problema que tenemos al pensar que podemos vivir sin gastar mucho dinero es que sigues incluyendo muchos gastos en tu lista más allá de los necesarios y que debes cubrir.

Así que si tu propósito es este, concéntrate en ahorrar todo el dinero posible y gastar estrictamente lo necesario.

No tienes que ser uno de esos ahorradores extremos, pero sí comenzar porque cada mes te sobre algo al final de este.

Por eso, comienza por pensar en cómo ahorrar más dinero y verás que es posible vivir sin gastar tanto.

Si no sabes cómo hacerlo, déjame darte unos tips para que dejes de gastar esos billetes demás.

Primero, haz un registro de absolutamente TODO lo que gastes.

Personalmente, al final de cada día, me siento con una libreta que tengo destinada para eso y comienzo a tomar nota de todo en lo que gasté, desde un almuerzo o pintura para la casa, hasta un simple pasaje de bus.

Anotar tus gastos incluye que mantengas tus facturas. Tómalas y guárdalas al menos en tus bolsillos, no las tires al canasto de basura.

¿Por qué? Es muy difícil que si durante un día realizaste varias compras o gastos, recuerdes exactamente el monto por cada compra, si puedes hacerlo excelente, pero aún así debes conservar tus facturas y recibos en caso de devoluciones o reclamos.

Hacer esto te ayuda a mantener un control sobre tu dinero, ahorrar lo mayor posible ya que al visualizar lo rápido que el dinero desaparece, comenzarás a controlarte un poco más en tus gastos.

Por otro lado, no te conformes con un solo sitio donde comprar. Muchas veces por no querer caminar un poco más terminamos haciendo las compras en el sitio más costoso de toda la ciudad.

Busca precios y elige bien dónde vas a comprar, no te conformes con el primer lugar que visitas si quieres vivir sin gastar mucho dinero.

Desprende tus necesidades de las cosas que son prescindibles. La mayor parte de tu dinero se va en cosas que no tienen un valor o importancia que justifique el gasto, por lo que no son necesarias para vivir.

No las necesitas para seguir con tu día a día y gastarás menos dinero al ir eliminándolas de a una. Intenta hacer una planificación de los gastos del mes y el restante.

Si vives de un salario fijo, sabes cuánto será tu ingreso siempre. Por eso, intenta dividir ese dinero colocando siempre de primero lo que en realidad necesitas cubrir y deja un excedente, eso que te sobrará después de pagar las cuentas.

Al ver el dinero que te sobrará puedes ver la cantidad que estarás ahorrando o de cuánto no debes pasarte si quieres vivir sin gastar mucho dinero.

Si te sientes capaz, también puedes intentar separar parte de tu salario de una sola vez y ahorrarlo, guardarlo en ese lugar secreto que todos tenemos.

Para vivir sin gastar mucho dinero debes mantener tu mente fija en gastar sólo lo estrictamente necesario y ahorrar todo lo posible.

Si sientes que el dinero aún así no te alcanza o no puedes vivir sin gastar mucho, la última opción a tu problema sería simplemente buscar otra fuente de ingresos que te dé el dinero que buscas.

 

¿Cómo administrar el sueldo del mes?

Para administrar tu sueldo del mes debes pensar principalmente en qué debes gastar y en qué no, llevar un rígido control sobre ello y tener en mente siempre cuánto es el monto máximo que debes gastar en algo que quieras comprar.

Para muchos debe ser una sorpresa de que a pesar de que intentas una y otra vez no gastar tanto dinero o al menos lo justo para llegar con números verdes a fin de mes, siempre hay una cifra que te indica que no lo lograste.

Cada vez que esto sucede, te debes preguntar por qué te es tan difícil llegar con saldo positivo.

La respuesta es simple, no estás administrando bien tu sueldo. Aunque creas que estás haciendo un buen trabajo, si al final del mes sigue dando el mismo resultado, es una señal para que comiences a cambiar la forma en la que lo administras.

No es algo lógico, no aprendes de la nada cómo hacerlo.

Yo me di bastantes golpes en el camino y casi siempre quedaba en números rojos por no saber cómo administrarlo así que me puse a trabajar en mejores métodos, seguir algunos pasos y mantener en mi mente hechos e ideas que me guiaron a tener cifras positivas.

Para empezar, normalmente utilizas más de un cuarto de tus ingresos para poder pagar los servicios básicos como luz, agua, cable, internet y teléfono.

Si vives en algún apartamento, posiblemente debas pagar condominio o cargos extras por servicios incluidos como la limpieza al edificio.

El resto de tu salario se va en gastos que haces diariamente como una rutina, transporte, bocadillos fuera o algún gasto imprevisto.

Así que saca la cuenta, comprueba cuánto porcentaje de tu sueldo inviertes en las necesidades básicas, y cuánto porcentaje en el restante.

Teniendo en cuenta todos esos puntos, debes administrar tu dinero en base a ello si quieres hacerlo de la mejor forma posible.

Debes sentir que el sobrante no es tanto como te gustaría, pero en términos de números y dinero en sí, es más de lo que crees.

Mientras tengas un 10% apartado para alguna emergencia o situación, ya estarás teniendo  un saldo positivo.

¿Cómo aprender a manejar tus finanzas personales?

Para aprender a manejar tus finanzas, debes tener orden, disciplina y estar dispuesto a invertirle tiempo suficiente a los planes que desarrollarás para poder aprender y lograr manejar tus economía personal.

Manejar tus finanzas personales es algo bastante simple mientras cuentes con las cualidades anteriores.

Todo es cuestión de seguir ciertos pasos que te ayudarán a manejarla, puedes aprender cómo hacerlo mientras te des la oportunidad de cumplir con cada uno de ellos.

Manejar finanzas se resume en organización y planificación. Mientras lleves un buen control y registro, podrás desarrollar una buena planificación para así llevar el mejor manejo posible de tus finanzas.

Si quieres aprender realmente a manejarlas, puedo ayudarte en el proceso dándote los pasos que sigo cada día para tener un estado económico óptimo. Así que comencemos.

Empieza por realmente darte el tiempo para ello. Las finanzas requieren que inviertas al menos una hora sentado en tu mesa, tomar apuntes y revisar todo lo que necesitas, no es algo que sólo tome un par de minutos.

Cuando estés preparado y disponible para hacerlo allí comenzarás a seguir el resto de los pasos.

Para mantener una finanza estable, comienza por eliminar tus deudas. No hay nada peor que cargar con cuentas mensuales que debes pagar obligatoriamente además de los servicios básicos y la comida.

Manejar bien finanzas personales = eliminar deudas.

Una vez que te quites el peso de encima de tus deudas, podrás comenzar a armar un presupuesto, planificar tus gastos al igual que cuando quieres ahorrar o administrar tu sueldo. La diferencia es que este estará enfocado en algo más allá del mes o el momento.

Tus finanzas personales son algo continuo por lo que debes pensar en corto y largo plazo cuáles serán los costos, gastos e inversiones.

Por otro lado, personalmente mi familia y yo somos personas que nos encanta comprar cosas para crear un patrimonio o dedicarnos a la reventa.

Decidimos no guardar dinero y comprar cosas que tengan más valor que una simple cifra en una cuenta de banco.

A veces no es mala idea incluso endeudarse un poco si eso te ayuda a construir un patrimonio.

Como un paso adicional o mejor dicho, consejo, aléjate de las tarjetas de crédito.

Los préstamos y créditos de la forma que sean sólo te hacen desviarte del primer paso, eliminar tus deudas. Entonces si te vas hacia opciones que sólo te hacen crear intereses fracasarás antes de comenzar a administrar adecuadamente tus finanzas.

Con todo lo anterior, acabas de aprender cómo administrar tus finanzas personales de una forma fácil y sencilla, sin nada complicado de por medio.

 

5 estrategias para administrar tu dinero

 

1. Deshazte de tus deudas

Una de las mejores formas de administrar tu dinero, es deshacerte de todas las deudas que tienes como mencioné en varias ocasiones.

¿Cómo esperas ver ganancias o tener un saldo positivo a fin de mes si siempre llegas con más de una deuda?

Muchas personas ponen en su lista de prioridades cuando cobran su salario o es momento de gastar dinero, los servicios básicos de primero pero en lugar de pasar a las deudas, piensan demasiado en lo que podrían comprar o el gusto que quieren darse.

Cada vez que recibo mi pago mensual, al día siguiente lo primero que hago es pagar todos los servicios básicos y luego paso a hacer el mayor pago posible en cada deuda que tengo en el momento.

Normalmente, esto me funciona bastante ya que aunque sacrifique un poco de las cosas que quiero o de dinero para otras cosas, nunca paso más de 2 o 3 meses con una deuda vigente.

Los intereses de tus deudas son el factor principal que te va consumiendo cuando tienes una.

Por lo que pagar todo a tiempo y si es posible, de una sola vez, te ayudará no sólo a poder invertir luego ese dinero en otras cosas que no sea la deuda sino además, notarás el dinero extra que te cae al no tener que pagar intereses cada mes.

2. No seas emocional al gastar dinero

Alguna vez has comprado o querido comprar algo para alguien más.

En mi caso, prefiero ganar dinero en otros más que en mí misma. ¿Por qué? Encuentro más gratificantedarle a alguien que gastar cientos o miles en cosas para mí.

Por otro lado, cuando se tiene hijos, es normal que suelas gastar más en cosas para ellos que para ti, pero hay veces que simplemente no puedes costear o hacer el gasto.

Entonces surge el problema cuando ellos comienzan a llorar o pedirte una y otra vez algo que siendo objetivos, no es indispensable.

Tu conciencia o culpa muchas veces te hace gastar el dinero que tienes destinado a algo más, que has administrado para un gasto mucho más importante.

Entonces, si quieres administrar tu dinero de una mejor forma, separa tus emociones de tus gastos y las cosas que compras.

Por otro lado, ser muy emocional a la hora de gastar dinero te hace tomar decisiones apresuradas y que normalmente no te convienen en lo absoluto.

Así que separa tus emociones del dinero si tu objetivo es administrarlo de la mejor forma y comienza a planificar mejor tus gastos, compras y deuda.

Asegúrate de administrar tu dinero de forma que cuando sea momento de gastarlo, refleje el propósito que tienes a corto y largo plazo.

3. Disminuye tus gastos

El plan de internet más costoso. El cable de televisión con todos los canales pero que casi no utilizas.

Siempre tenemos un o unos servicios considerados básicos que en realidad ni tú ni yo utilizamos o al menos no con frecuencia.

Determina qué necesitas y qué puede desaparecer ahora de tus facturas.

Personalmente, solía tener un servicio de cable bastante costoso. Todos los canales nacionales e internacionales, pero casi nunca veía realmente televisión. Si lo pongo en horas, no más de 8 o 10 a la semana.

Así que en lugar de seguir pagando por un servicio que no es indispensable para mí y se llevaba una gran parte de mi salario mensual, me deshice de él y así pude comenzar a gastarlo en otras cosas ya sean importantes o por gusto.

Es cuestión de priorizar y ser honesto contigo mismo.

Has una lista de prioridades y dispensables. De esa forma irás decidiendo de a poco o una vez por todas qué podrías dejar de pagar para que puedas ahorrar o invertirlo en algo mucho más relevante.

Sólo ten en cuenta algo que he ido repitiendo constantemente, comida, agua, luz y artículos de higiene o necesarios son las cosas que deberían estar únicamente del lado de importante. El resto son extras, cosas que gracias a tu estilo de vida tienes pero podrías vivir sin ellas perfectamente.

4. Crea una cuenta de ahorros

Ahorrar siempre será la mejor opción para administrar tu dinero.

Siempre tendrás fondos en caso de emergencia o cuando quieras invertir algo en el futuro.

La razón por la que he repetida tantas veces “ahorra, ahorra, ahorra” durante todo el artículo, es porque si utilizas esta estrategia para administrar tu dinero, es posible que en un par de años o cuando ya no quieras trabajar, puedas no hacerlo.

Uno de los objetivos principales de crear una cuenta de ahorros es más que nada pensando en el futuro.

Vivir sin necesidad de trabajar algún día, de no tener que preocuparte por él y el tener que seguir produciendo diariamente.

Para llegar a este punto, debes ahorrar hasta que tus fondos cubran los gastos anuales que sueles hacer.

Es decir, tampoco es una pequeña suma de dinero.

Puede sonar difícil pero si en lugar de gastar todo ese dinero en cosas innecesarias vas colocando eso en tus ahorros más algún porcentaje de tus ganancias como vimos anteriormente, en cuestión de un par de años quizás seas capaz de dejar tu trabajo y vivir sin necesidad de matarte produciendo para llegar a fin de mes.

5. Fija tus metas económicas

Una de las razones por la que administrar nuestro dinero y todo ese orden que queremos tener sobre él, es porque esa idea se va al olvido cada vez que no sabes en qué gastarlo.

Las metas juegan un papel muy importante en un aspecto financiero y económico.

Proponerte algo a corto y largo plazo es lo que te ayuda a mantener un balance, ya sea para invertir oahorrar tu dinero.

Es mucho más simple tener una buena administración de él si sabes para qué está destinada cada cosa, si tienes algo por lo que preocuparte y no quieres gastar el dinero que estás ahorrando.

Sé que no es muy simple visualizar la razón por la que deberías fijarte una meta al menos para tener una mejor administración de tu dinero.

Por ejemplo, cuando comencé a ganar considerablemente, no tenía una meta para ese dinero, un propósito mejor dicho.

Así que solía gastar mucho, casi todo mi dinero, en objetos o servicios innecesarios, sólo estaba desperdiciando mis ganancias.

Cuando decidí proponerme una meta al menos, en ese momento, la de ir al gimnasio y pagar una escuela de danza por motivos de mejora de mi salud, sabía que hacer eso llevaría no sólo pagar el servicio sino pagar el estilo de vida que llevaría a partir de comida.

Por lo que comencé a dividir mejor mis ganancias en mis necesidades, gimnasio y comida. El resto del dinero en lugar de malgastarlo como antes, solía ahorrarlo en caso de que necesitara hacer algún cambio en mi dieta o surgiera algo.

A partir de haber fijado una meta, cambié mi forma de administrar mi dinero.

Para poder administrar mejor tu dinero, necesitas decidir la estrategia que implementarás y finalmente, llevarla a cabo.

No es cuestión de hacer un plan tipo misión imposible, pero requieres tener cierta estrategia para saber qué debes hacer para tener éxito en administrar tu dinero.

Por ejemplo, yo me dedico a invertir mi dinero en cosas que puedo revender y además de recuperar mi inversión, también tengo un margen de ganancia.

De esta manera no me estanco con un capital en mi cuenta bancaria, pago lo justo de mis necesidades e invierto el resto para ganar más dinero.

No tienes que seguir mi misma estrategia, de hecho hay personas que deciden administrar su dinero de otras formas, lo que sí debe tener en común tu estrategia o la que decidas elegir para hacerlo con las demás, es que implementes los pasos para ahorrar, manejar tus finanzas y administrar tu sueldo.

 

5 consejos para hacer crecer tu capital

 

1. Invierte una parte de tu dinero

Para administrar bien tu dinero y sobre todo, hacer crecer tu capital, invertir una parte de lo que ganas o tienes ahorrado es lo primero que debe venirse a tu mente.

El dinero en el banco no sabes cuándo puede comenzar a perder su valor y más allá de eso, es una forma demasiado lenta de conseguir alguna ganancia en el futuro.

Por otro lado, si lo que quieres es que cada fin de mes además de ver cifras verdes, también tengas saldo mucho más que un simple positivo, entonces comienza a invertir el dinero actual en algo que te haga aumentar tu capital.

Una buena opción son las inversiones inmobiliarias y otra podría ser empezar a invertir en opciones binarias

Este es un tipo de inversión en bolsa mucho más sencillo porque en estas operaciones sólo tendrás que elegir un activo, indicar si subirá o bajará, y el tiempo que quieres que dure, nada más.

Y lo mejor de todo es que hay brokers como IQ Option con los que puedes empezar con tan sólo 10 dólares en tu cuenta. Así no tendrás que arriesgar demasiado dinero.

También puedes ser un poco más emprendedor y decidir montar tu propio negocio.

No es tan simple como invertir en opciones binarias, pero si escoges el área correcta y te instruyes encómo hacer un negocio exitoso, tu capital se incrementará más que simplemente el doble o triple.

2. Intenta buscar otro empleo

A veces la mejor forma de aumentar tu capital es apuntar por otra forma de ingreso de la que tienes ahora.

Todos hemos tenido un empleo horrendo, donde la paga es horrible y el ambiente aún peor.

Quizás eso es lo que sucede contigo y sólo te ahogas en un vaso de agua por buscar más capital en lugar de comenzar por encontrar otra fuente mejor de ingreso que te produzca más capital.

Ahora, si tienes tiempo, también puedes buscar otro empleo. En ocasiones pensamos demasiado qué opciones tenemos o qué debemos hacer para tener más capital cuando la respuesta es muy sencilla.

Si te perturba mucho la idea de trabajar en algo más adicional, siempre intenta buscar un empleorelacionado con algo que te guste.

Que puedas disfrutar y no vuelva tan tortuoso tu empleo.

Haz de un hobby, un empleo o de una actividad que normalmente disfrutas, una fuente de ingreso.

3. Pide un aumento

Seguramente nunca has evaluado esta opción y es que, siempre te debes sentir un poco cohibido en pisar ese terreno.

Así como buscar otro empleo, siempre puedes ir por la opción que se encuentra a tu alcance en ese momento. En lugar de estresarte pensando en más opciones o formas, sencillamente ve y pide el aumento que necesitas y por supuesto, creer merecer.

La mayoría de los empleadores no son muy abiertos a dar un aumento salarial a alguno de sus empleados y es que, si has estado haciendo un trabajo por la cantidad que recibes ahora, ellos siempre pensaránque eso es suficiente para ti o el pago por tu trabajo.

Ten algo en mente, si quieres aumentar tu capital, no puedes terminar año tras año ganando lo mismoque el anterior, siempre debes apuntar a tener al menos una diferencia de unos cientos o si es posible, varios miles.

Cuando un empleo no es capaz de otorgarte eso, en especial, cuando te has esforzado como para merecerlo, entonces comienza a evaluar las siguientes opciones pero no saltes a ellas sin antes haber tocado el terreno que consideras tan peligroso.

Anímate y pide el aumento, no tienes que pensar en más opciones y estarás aumentando tu capital.

4. Date un tiempo límite

A veces el problema de no poder incrementar nuestra capital no radica en la forma en la que lo hacemos o queremos hacerlo, sino en el tiempo que nos proponemos lograrlo.

A veces por esperar 5 segundos más puedes perder la oportunidad de tu vida. Sobre todo en el mundo de las finanzas.

Ten en cuenta que al ponerte una fecha límite, también estás poniendo un poco más de presión en cuánto tardas para lograr tener un patrimonio o capital mucho más grande.

Cuando damos tantas vueltas a la hora de hacer algo, es cuando perdemos demasiado tiempo y oportunidades.

Por ejemplo, decides ponerte un tope de 5 años para colectar cierta cantidad de dinero en tus ahorros,pero te has puesto a pensar ¿y si lo hago en menos tiempo?

Personalmente, creo que al dar tanto periodo de tiempo, solemos gastar el dinero en cosas innecesariasen lugar de llevarlos a nuestros ahorros o dedicarlo a la expansión de nuestra capital.

Ahora, al no darte un tiempo límite, simplemente no llegarás a nada.

Irás retrasando cada vez más las actividades o acciones que debes hacer para poder incrementar tu capital.

5. No te estanques

Cuando consigues un buen empleo, una fuente de ingreso que te da más o igual a lo que quieres. Si finalmente lograste ahorrar todo el dinero que esperabas, ¿por qué quedarte hasta allí?

Hacer crecer tu capital es algo constante que no se logra una sola vez y hasta allí llega nuestra meta.

Como dije, debes hacer crecer tu capital de forma anual, que cada vez veas más ganancia que el año anterior. Por ejemplo, al final de cada año me propongo tener al menos un par de dólares más en mi capital. Al menos 100 dólares USD.

Sin embargo, si logro mi meta, eso no significa que en el próximo corte o momento que me toque volver a ver mi capital, no aspire a más.

Para todo siempre tienes que pensar más allá, aspirar a más y nunca estacionarte. Hacerlo es igual a ser conformista con lo que tienes y si ya empezaste una jornada para incrementar tu capital, entonces no te detengas cuando ya obtengas apenas un mínimo porcentaje del camino.

Intenta siempre invertir en lo que puedas y veas que te dará ganancia y hará crecer tu capital.

Si lograste conseguir un  empleo que te paga mejor, aún sí después de un tiempo, aspira por algo mejorya sea dentro o fuera del sitio donde laboras.

Cuando tengas una capital que aspiras o te acercas a ella, no es cuestión de seguir esforzándote el 200%luego de ello, pero tampoco lo abandones.

Siempre puedes conseguir más cuando decides no estancarte en un sitio.

Todo en el mundo del dinero y las finanzas se trata de innovar y nunca quedarse parado, si lo haces, sin duda alguna retrocederás todos los pasos que has dado para hacer crecer tu capital.

Administrar mi dinero no ha sido fácil. Por cada vez que intentaba algo nuevo podía perder o ganar pero con el tiempo, aprendí a utilizar todas las estrategias anteriores pero por supuesto, tengo mi preferida.

Por otro lado, cada uno de los consejos y formas de administrar mi sueldo han influenciado para que pudiera llegar a donde estoy hoy en día.

Nunca es tarde para comenzar a administrar tu dinero de una mejor forma.

¿Cuáles de estos consejos y pasos vas a usar para administrar tu dinero? Me encantaría saber tu experiencia, así que déjame un comentario aquí abajo.

Un artículo escrito por María NG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas