Uno de los primeros ‘criptomillonarios’ admite que el bitcoin “está muerto”

Erik Finman, uno de los primeros millonarios gracias a las criptomonedas, ha asegurado literalmente que “el bitcoin está muerto, está demasiado fragmentado, hay toneladas de luchas internas. Simplemente no creo que dure”.

Enumerar las voces que han criticado el bitcoin, la moneda virtual más popular, es una tarea casi titánica:  tanto Goldman Sachs como UBS denunciaron que esta autodenominada moneda no cumplía ninguna de las funciones que se le deben atribuir. Igualmente, tres organismos públicos de México han alertado de posibles delitos por su uso, uniéndose a los reguladores británicos. la mismísima Universidad de Harvard el Deutsche Bank.

Lo curioso es que una de esas voces sea una de las personas que se ha enriquecido notablemente gracias a la burbuja de las criptodivisas. Hablamos de Erik Finman, uno de los primeros millonarios en estas lides, quien ha asegurado literalmente que “el bitcoin está muerto, está demasiado fragmentado, hay toneladas de luchas internas. Simplemente no creo que dure”.

En su experta opinión, manifestada a MarketWatch, añade que “puede que le queden uno o dos mercados alcistas (…) pero a largo plazo, está muerto”. 

Razones no le faltan a todo aquel que haya visto venir la enorme burbuja especulativa en que se había convertido este mercado: la pasada semana, bitcoin alcanzó un nuevo mínimo anual de apenas 3.126 dólares, y algunos analistas creen que podría caer aún más, por debajo de la barrera psicológica de los 3.000 dólares.Unos datos que parecen inverosímiles si tenemos en cuenta que hace poco más de un año esta criptomoneda rondaba los 20.000 dólares de cotización.

Por suerte, ya prácticamente nadie se plantea entrar en esta espiral de locura y estafa a gran escala. Según un reciente estudio internacional de Gallup y Wells Fargotan solo un residual 0,5% manifiesta que planea comprar bitcoins en un futuro cercano, muy por debajo del 2% de los consumidores que lo han hecho hasta ahora. En estas cifras hemos de tener en cuenta que tan solo se tiene en cuenta a los ciudadanos que conocen esta moneda, con lo que el porcentaje entre el total de la población es prácticamente cercano al cero.

Escrito por Alberto Iglesias Fraga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas